Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



GLOBAL


Ecuador acusado de "tomarle el pelo" al mercado de bonos

| Lunes 22 junio, 2009



Ecuador acusado de "tomarle el pelo" al mercado de bonos

Quito
Bloomberg

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, “le tomó el pelo al mercado” al declarar la suspensión de pagos sobre una cartera de deuda de $3.200 millones hace seis meses y luego recomprar los bonos a menos de 40 centavos por dólar, dijo Aberdeen Asset Management Plc.
Los bonos del Gobierno vencederos en el 2015, los únicos de tres pagarés mundiales que Correa sigue pagando, subieron a su mayor precio en ocho meses cuando Standard & Poor’s elevó la calificación del país a CCC+, dos niveles por encima de la nota que tenían al producirse el impago en diciembre. Ecuador ha recomprado el 91% de los bonos impagos vencederos en el 2012 y el 2030, dijo la ministra de Finanzas María Elsa Viteri el 11 de junio.
“Ecuador ganó”, dijo Edwin Gutiérrez, quien administra $5 mil millones en Aberdeen y vendió sus títulos valores de Ecuador antes del impago, en una entrevista telefónica desde Londres. El Gobierno de Correa “le tomó el pelo al mercado. Recuérdenme nunca jugar al póquer con ese hombre”, agregó.
Correa, economista de 46 años que cuenta al presidente venezolano Hugo Chávez entre sus aliados principales, suspendió el servicio de la deuda porque dijo que se la había emitido ilegalmente. Llamó a los bonistas “unos verdaderos monstruos que no vacilarán en aplastar al país” cuando anunció el impago el 12 de diciembre y dijo en un discurso radial a todo el país al día siguiente que quería forzarlos a que aceptaran un “gran descuento”.
S&P posiblemente suba la calificación de Ecuador si el Gobierno “puede sobrellevar los próximos meses”, dijo Richard Francis, un analista de la compañía afincado en Nueva York, en una entrevista telefónica.
Los bonos de Ecuador en dólares han rendido el 61% este año, más que todas las otras obligaciones en el índice EMBI+ de JPMorgan menos la deuda de Ucrania.
“El canje ha sido tal éxito para Ecuador”, dijo Igor Arsenin, estratega de mercados emergentes en Credit Suisse Group en Nueva York. “Es sorprendente cuánto” los bonos han subido, dijo.
La suspensión de pagos del año pasado tuvo lugar por la combinación de los precios menguantes del petróleo y la “ideología ridícula” de Correa, dijo Claudio Loser, ex director del departamento de América del Fondo Monetario Internacional, en una entrevista en diciembre. El petróleo, la exportación principal del país sudamericano, cayó a $32,40 en diciembre, su precio más bajo en cuatro años.
El impago, si bien redujo la carga de la deuda de Ecuador, fue aun así un “error” porque Correa no podrá vender bonos en los mercados extranjeros por el “futuro previsible”, dijo Arsenin.
La capacidad del Gobierno de mantener a raya a los inversionistas que exigían que se aceleraran los pagos de los bonos del 2030 le facilitó la recompra de la mayoría de las obligaciones referenciales con descuento, dijo Gutiérrez en Aberdeen, la mayor firma independiente de gestión de capitales en Escocia.
Correa logró eso al recomprar cerca de un 50% de los bonos del 2012 y el 2030 en el mercado secundario antes de efectuar la subasta de recompra en mayo, según Siobhan Morden, estratega de deuda latinoamericana en RBS Securities Inc. en Nueva York. Esas compras impidieron que los bonistas llegaran al umbral de un 25% que necesitaban para exigir el pago inmediato de los bonos del 2030, dijo la analista.
Al no poder obtener la aceleración de pagos, muchos inversionistas optaron por aceptar los 35 centavos por dólar que Ecuador ofreció en la subasta, dijo Gutiérrez.
Viteri no descartó que el Gobierno haya comprado bonos antes de la subasta; dijo en una declaración por escrito a los acreedores el 12 de mayo que el país “tiene el derecho de comprar o adquirir bonos de cualquier forma”. Los bonos vencederos en el 2012 y el 2030 cayeron a un mínimo de 20 centavos por dólar antes del impago.