Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



GLOBAL


Economistas son mejores que los mercados para predecir la economía

Bloomberg | Jueves 28 julio, 2016

El análisis de UBS, termina con una nota más sombría, destacando una desconexión creciente entre la percepción y la realidad en la mayor economía del mundo. Bloomberg/La Repúblia


Si usted quiere saber cómo está la economía, confíe en un experto en lugar de los mercados financieros, dijo el equipo dirigido por Paul Donovan, director general de UBS Limited.

Tal vez suene publicidad de la boca de un profesional en economía pero los mercados financieros colocan una inmensa cantidad de peso en los datos económicos y  mucho menos a sus revisiones.
En otras palabras, los mercados tienen la señal más fuerte de las versiones con probabilidades mayores de ser solo  ruido. Cuando se comparan los datos de liberación inicial con conjeturas de los economistas, los segundos tienen la razón
"Los modelos económicos se basan (lo más cerca posible) en una visión del mundo como realmente es, no una visión del mundo como estimada en la publicación del informe inicial, las evaluaciones proyecciones de los economistas tienen más probabilidades de reflejar la realidad económica", comentó Paul Donovan.
Como prueba, UBS Limited trazó una serie de índices tradicionales económicos y los comparó con la revisión de los últimos post-apilados. Su informe, indicó que la preponderancia de estos datos tienden a ser revisadas al alza, lo que sugiere mercados financieros se han trazado en un contexto macroeconómico más abatido del  que realmente existe.
"Este análisis sugiere que los bancos centrales deben ser muy, muy cuidadosos en darle importancia a los mercados en sus deliberaciones sobre política, en particular, los poderes de predicción de los mercados financieros deben tratarse con mucha cautela. Los mercados no siempre son racionales, ni son omniscientes, ni están particularmente bien siempre basadas en la realidad económica”, expresó Donovan.
El análisis de UBS, sin embargo, termina con una nota más sombría, destacando una desconexión creciente entre la percepción y la realidad en la mayor economía del mundo. Por ejemplo, el índice de sorpresa económica del banco Citi para Estados Unidos ha alcanzado recientemente niveles no vistos desde septiembre de 2014. Sin embargo, los datos finales revisados muestran que la magnitud de dicha diferencia de rentabilidad no es tan impresionante.
"También vale la pena recordar la frecuencia con que las revisiones están llegando, las últimas se han desvanecido en el espacio de un par de meses sin ningún chequeo nuevo." concluyó Donovan.