Enviar
Economía regional se recuperará con fuerza en 2010

Santiago
EFE

La economía de América Latina y el Caribe se contraerá un 1,8% en 2009 y cerrará así un ciclo de seis años consecutivos de expansión, pero la región se recuperará más rápido de lo previsto y crecerá un 4,1% en 2010, informó ayer la CEPAL.
En su “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2009”, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destacó que la contracción en 2009 será menor al 1,9% previsto en julio.
Sin embargo, esa cifra está muy lejos de la expansión del 1,9 que la CEPAL vaticinó para la región en su informe del año pasado, dado que “la caída en 2009 fue mucho más fuerte de lo esperado”, dijo su secretaria ejecutiva, la mexicana Alicia Bárcena.
La contracción económica supondrá un retroceso del PIB por habitante de alrededor del 2,9%, mientras que el desempleo se situará en el 8,3%, cifra inferior al 9% que se pronosticó a principios de año.
Las mayores caídas del Producto Interno Bruto (PIB) corresponderán a México (-6,7%) y a algunos países de Centroamérica y el Caribe, en especial en Honduras (-3,0%), El Salvador (-2,5%), Nicaragua (-1,5%), Costa Rica (-1,2%) y Guatemala (-0,1%).
La caída del 1,8% del conjunto de la economía latinoamericana en 2009 es inferior a la contracción del 2,2% que vivirá el mundo y al 3,6% que experimentarán los países desarrollados, de acuerdo a los datos del organismo regional.
Según la CEPAL, la región vivió entre 2002 y 2008 una etapa de crecimiento que le permitió alcanzar superávit en las cuentas externas y mejoras sus finanzas públicas, por lo que pudo enfrentar mejor preparada esta crisis, la más fuerte de los últimos 70 años.
De acuerdo al informe, hay signos que señalan que lo peor de la crisis habría quedado atrás y que la región comenzará a recuperarse el próximo año, cuando se estima que su PIB aumentará un 4,1%.
El próximo año la reactivación será más notoria en América del Sur y Centroamérica (excluido México), que alcanzarán tasas de crecimiento del 4,7 y del 3,0%.
En relación al desempleo, el próximo año bajará hasta el 8%, según la CEPAL, que en esta ocasión no ha hecho una previsión de la inflación, dado que el aumento de los precios “no es una prioridad en este momento”, argumentó Bárcena.
Entre las señales que auguran un repunte de la economía destacan la reactivación de la producción industrial y el comercio a nivel mundial, la recuperación de los precios de las materias primas y la mejora de las condiciones en los mercados financieros globales.
Ver comentarios