Enviar
Jueves 28 Febrero, 2013

El tener entradas de efectivo en una moneda diferente a la que se registran los egresos, le implica riesgo cambiario


Economía para todos: tipo de cambio

Cubriremos cinco de diez preguntas que nacieron en el foro de la semana anterior, en el que nos planteamos el compromiso de explicarle al habitante costarricense lo que significan algunas realidades monetarias y fiscales que estamos enfrentado en Costa Rica.

1. ¿Qué pasa si la tasa de cambio disminuye, esto es: si se aprecia el colon?
A nivel del comercio internacional se observan dos efectos: Por un lado, importadores, turistas que viajan al exterior y los que tienen deuda en monedas extranjeras aplauden el movimiento del tipo de cambio porque requieren menos colones para comprar una cantidad igual de dólares y poder pagar sus cuentas (mejorando la competitividad). Por otro lado, exportadores y trabajadores que reciben su salario en dólares no están felices, porque al cambiar el dinero que recibieron en dólares a colones van a obtener menos colones por esos dólares, eso disminuye sus ganancias, y con ello la competitividad de los productos costarricenses a nivel internacional y de los salarios en dólares ya que pierden poder adquisitivo en comparación con los salarios en colones.
Para el asalariado en colones no tiene un efecto directo, solo indirecto por los efectos que una variación en el tipo de cambio ejerce sobre la inflación local.

2. Si el BCCR libera el tipo de cambio, ¿qué pasa con su capacidad de compra?
El tipo de cambio es un precio: el precio de las divisas. Si por ejemplo el valor de las exportaciones es igual al valor de las importaciones, el tipo de cambio se mantiene inalterado (dejando de lado otros factores que influyen en la situación general de la balanza de pagos y el tipo de cambio, como créditos externos, importaciones de capital). Si se diera que el valor de las importaciones es inferior al de las exportaciones, la oferta de divisas debería superar la demanda. En esta situación, el precio de las divisas, y, por tanto, el tipo de cambio, tiende a disminuir (si no se adoptan medidas en contra), lo que significa una apreciación de la moneda local en relación con las divisas. Como consecuencia de la disminución del tipo de cambio, los precios internos de los bienes importables y exportables disminuirían, de modo que si su salario es en colones, aumenta su capacidad de compra.

3. ¿Cuáles son las consecuencias de tener en el país un sistema cambiario que no funciona?
Distorsiones y sesgos respecto a los escenarios que debería evidenciar la economía nacional a nivel de: déficit comercial y de balanza de pagos; aparición de mercados paralelos, con costos administrativos extras y riesgos de corrupción y de distorsión del mercado; distorsión de las estructuras de precios de los productos y del dinero (tasas de interés).

4. ¿Por qué una de las recomendaciones más populares es que si usted gana en colones, no debería tener deuda en dólares?
Si usted tuviera deudas en dólares y vende o gana en colones, tendría que ir a comprar dólares al tipo de cambio de venta para pagar su deuda. El tener entradas de efectivo en una moneda diferente a la que se registran los egresos, le implica riesgo cambiario (posibilidad de tener pérdidas como resultado de fluctuaciones desfavorables e inesperadas en los tipos de cambio). El riesgo cambiario es directamente proporcional a la flexibilización del régimen cambiario. Ante esto, un mercado de coberturas cambiarias no desarrollado y un aparente interés de llevar el sistema cambiario de Costa Rica hacia la flexibilización en un “periodo razonable”, este tipo de recomendaciones populares retoman trascendencia.

5. ¿Por qué se manejan márgenes tan altos entre tipo de cambio de compra y venta y tasas de interés activas y pasivas?
El margen cambiario y de tasas, es una ganancia para el banco, lo que lleva a las entidades financieras a defender su negocio y a las autoridades monetarias y reguladoras a no ser muy minuciosos en el control de esos márgenes.
El próximo jueves les responderé las cinco preguntas restantes que quedaron en la mesa ocho días atrás.

 

Gerente general
Corporación Álvarez y Marín

[email protected]