Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Economía colaborativa

Leiner Vargas [email protected] | Martes 15 marzo, 2016


 El crecimiento de la productividad en las economías y las empresas solo es posible fomentando la colaboración entre las personas que conviven en dichos entornos

Reflexiones

Economía colaborativa

La colaboración es una de esas actividades que a simple vista parecieran haber perdido vigencia en el mundo individualista que se impulsa con el capitalismo salvaje de los últimos años. Sin embargo, los países, las empresas y las personas más exitosas y productivas del mundo solo pueden lograrlo a través de la colaboración con otras, empresas, personas y países. La colaboración es un generoso acto de compartir, en su gran mayoría conocimiento y bienes o servicios generando una creciente corriente de energía que motiva a quien recibe a devolverte más por tus donaciones, de saberes o de bienes y servicios. El crecimiento de la productividad en las economías y las empresas solo es posible fomentando la colaboración entre las personas que conviven en dichos entornos. Cuando las personas colaboran para fortalecer sus condiciones económicas estamos entrando al mundo de la economía colaborativa. Se trata entonces de un interés mutuo utilitario de enlazarse para realizar más barato o con menor costo de oportunidad lo que actualmente hacemos.
La tecnología facilita la colaboración de múltiples formas y en diversas áreas, desde los servicios de transporte tipo Uber o las distintas alternativas colaborativas existentes en el transporte, hasta los más significativos monopolios u oligopolios públicos y privados, como la banca o los seguros. Hoy esos negocios tiemblan ante los cambios en el empoderamiento de las personas bajo esquemas de economía colaborativa. Algunos individuos, sindicatos o empresas tienden a asustarse cuando ven las expresiones de los nuevos negocios en el mundo de la economía colaborativa, por lo general desconocen que el verdadero motivo de la colaboración económica es el buscar una forma más eficiente y barata de realizar las mismas cosas que todos queremos, esencialmente para tener una buena y larga vida.
El transporte público, clásico oligopolio dominado por la oferta y muy poco identificado con sus clientes, la Banca, los seguros, los servicios de telecomunicaciones, los servicios de turismo. Todo cambia y se transforma y quienes hoy disfrutan de una cómoda situación oligopólica o se sustentan en una ley obsoleta podrían simplemente perder sus beneficios por no estar atentos a los nuevos tiempos y al uso de las plataformas digitales, donde se compra, se vende y se colabora de forma muy distinta a lo que vivíamos en el siglo XX. La economía colaborativa es una de esas tantas innovaciones sociales que están transformando el mundo de hoy, para bien o para mal, los negocios y las relaciones sociales están cambiando en forma y contenido. Desde tomar un taxi, asegurar un bien, comprar una bicicleta o una estadía turística, hasta aprender un idioma o compartir tu casa. La economía integrada bajo las nuevas y modernas plataformas digitales provocará grandes ajustes en la forma en cómo los consumidores nos comportamos, generando nuevas y muy rentables empresas y dejando fuera del mercado a múltiples compañías que no han sabido actualizarse con los tiempos.

Leiner Vargas

 

www.leinervargas.com


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...