Economía china cerca de la meta gracias al impulso de los servicios
Enviar

 La economía china se expandió más rápido de lo que pronosticaban los economistas en el tercer trimestre ya que el sector de los servicios compensó la mayor debilidad de la manufactura, dejando la meta de crecimiento 2015 del premier Li Keqiang al alcance de la mano.
El producto interno bruto aumentó 6,9% interanual en los tres meses que terminaron en septiembre, informó el lunes la Oficina Nacional de Estadísticas, con lo que superó el cálculo de 6,8% de los economistas. Si bien se trató de la expansión trimestral más lenta desde 2009, sobre la base de los datos anunciados previamente, la estabilización atenuará los temores de una caída más profunda entre los inversores y los funcionarios de los bancos centrales de Tokio a Fráncfort y Washington.


La pujanza en servicios y consumo contribuyó a reducir el impedimento que significaba el debilitamiento de la manufactura y las exportaciones y muestra la transformación que está sufriendo la segunda mayor economía del mundo. El ritmo de crecimiento del sector de los servicios se aceleró a 8,4% en los primeros nueve meses del año, mientras que la llamada industria secundaria —que incluye la manufactura— se debilitó a una expansión del 6%.
Estos datos muestran que hay “un nuevo equilibrio que se aleja de la inversión y la producción del sector secundario para acercarse al consumo y al sector de los servicios”, dijo James Laurenceson, subdirector del Instituto de Relaciones Australia-China de la Universidad Tecnológica de Sydney. “Es hora de que aceptemos que el crecimiento chino no está únicamente a merced de la producción industrial y la inversión en activos fijos”.
El gobierno rebajó las tasas de interés cinco veces desde noviembre y aumentó el gasto en infraestructura en los últimos meses para evitar que el crecimiento quedara muy por debajo de la meta de este año de alrededor del 7%.
Las acciones perdieron anteriores alzas y el Índice Compuesto de Shanghái cerró con pocos cambios. El dólar australiano se fortaleció.
En septiembre, la producción industrial se incrementó 5,7% interanual, frente a una mediana de estimaciones de los economistas de 6%. Las ventas minoristas subieron 10,9%, frente a un pronóstico de aumento de 10,8% para el mes.
“El consumo siguió funcionando como colchón clave para impedir una desaceleración general más marcada”, señaló Louis Kuijis, responsable de economía de Asia en Oxford Economics Ltd. en Hong Kong. “La caída de las propiedades y la debilidad de las exportaciones limitaron las ventas industriales y los márgenes de ganancia e incrementaron la capacidad excedente, en particular en la industria pesada”.
La inversión en activos fijos trepó 10,3% en los primeros nueve meses respecto del mismo período del año pasado, frente a una mediana de proyecciones de un aumento de 10,8%. Se trata del ritmo de incrementos más lento desde 2000.

 


Ver comentarios