Enviar
Economía comienza a dar indicios de recuperación, de acuerdo con el Banco Central
Economía ve luz al final del túnel


Wilmer Murillo
[email protected]

La primera revisión del programa macroeconómico, del Banco Central presenta destellos de recuperación.
A pesar de que la producción interna tendría todavía este año un magro desempeño, tenderá a recuperarse hacia principios de diciembre, al tiempo que la inflación y la devaluación muestran que han aminorado su ritmo.
En vez de proyectar un crecimiento del 2,2% este año, como se presumía en un inicio, el Central prevé ahora una contracción de la economía del 1,8%.
Sin embargo, la autoridad monetaria confía en el repunte hacia finales de 2009 y pronostica un crecimiento a partir del próximo año de la producción del 2,1%.
A pesar de la contracción, este año el ingreso nacional disponible bruto real se mantiene. Asimismo, la caída de las importaciones mitigará el impacto de la contracción del gasto en la producción.
Por primera vez el Central hizo el ejercicio de estimar el PIB por trimestre, comentó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
Conforme a esta proyección el PIB se recuperaría un 1,8% en el cuarto trimestre del año, pese a las caídas previas, de un 4,8% en el primer trimestre, un 2,7% en el segundo y un 1,6% el tercero.
La meta de inflación, el Banco Central la pasa de un 9% en este año al 8%, y la proyecta para un 7% en 2010.
Este comportamiento a la baja de la inflación la visualiza el Central debido a condiciones de demanda interna y reducción de expectativas inflacionarias de los agentes económicos.
Aunque existen factores estacionales que podrían incrementar los precios de los productos agrícolas, y una eventual subida de los precios del petróleo, el Banco Central prevé que las empresas de manufacturas están restableciendo sus inventarios, aumentando la formación bruta de capital.
En tanto que el sector servicios tendrá este año condiciones menos adversas, lo mismo que el agropecuario e industrial.
La revisión de las proyecciones considera además que la economía internacional está dando destellos de luz al final del túnel y gracias a que la inversión pública compensará parcialmente la caída en la inversión privada.
Este clima más optimista estaría favorecido por grandes empresas como Intel e IBM que están relocalizando en Costa Rica sus inversiones, así como por un incremento en el consumo privado, gracias a que el ingreso nacional disponible seguirá sin variación.
La devaluación de la moneda sería también menor (7,5%) en vez del 9% original, pero las tasas de interés no bajarán más en tanto las expectativas de inflación de los agentes económicos no tiendan a reducirse.
A pesar de estos lineamientos Gutiérrez precisó que no hay cambios sustantivos en los objetivos de política ni en instrumentos monetarios ni cambiarios.
Asimismo, reiteró que tal como lo reconoció el Fondo Monetario esta semana, el país queda todavía sin espacios suficientes para ejecutar una política monetaria expansiva.

Ver comentarios