Enviar
Economía regional crecería 1%

Londres
EFE

El banco estadounidense Goldman Sachs pronostica un crecimiento del 1% de la economía latinoamericana para 2009, aunque las cuentas de la región podrían haberse contraído ya en el tercer trimestre de 2008.
Así lo manifestó en Londres el brasileño Paulo Leme, director de la división latinoamericana de Goldman Sachs, entidad que celebra en la capital británica su conferencia anual internacional.
Leme dibujó un panorama sombrío del momento económico, dado que el retroceso “se está produciendo a una velocidad sin precedentes”, y consideró que la crisis actual es la peor desde 1982, cuando América Latina sufrió la peor recesión desde la II Guerra Mundial.
“Va a haber muchas víctimas entre las grandes empresas”, alertó este experto brasileño, que trabaja en el banco estadounidense desde 1993, adonde llegó después de trabajar para el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante nueve años.
En su intervención ante sus compañeros de Goldman Sachs, titulada “Necesidades financieras externas, ajuste y macropolíticas en Latinoamérica”, Leme manifestó que la crisis no ha hecho más que anunciarse y que “hay mucho más por venir”.
“No hay financiación y hay mucha deuda”, explicó Leme, quien destacó el impacto que ha sufrido el déficit por cuenta corriente, que en 2009 alcanzará los $67 mil millones, después de varios años con números positivos para la región.
Esto influirá negativamente en las exportaciones, que hasta ahora han sido la fortaleza económica principal de la región.
“Hasta ahora podíamos salir de las crisis gracias a las exportaciones, pero ahora no va a ser así”, manifestó Leme, que recordó que la fuerte caída de la demanda de materias primas en los mercados internacionales está siendo letal para América Latina.
El problema no va a ser sólo para las empresas, añadió Leme, que consideró que “probablemente el problema será también un problema soberano”, porque las deudas terminarán pagándolas las cuentas públicas, algo que tendrá un impacto distinto en función del país.
Brasil -”que es como una boa constrictor que ha devorado demasiada deuda y ahora no puede digerirla”- tiene la ventaja de un amplio colchón de sus reservas internacionales, que en 2008 eran de $193.800 millones y que se reducirán un 7,7% en 2009.
Pero países como México, cuya economía ya está en recesión con un retroceso del 0,1% en el cuarto trimestre de 2008 y una previsión del 1% negativo para el primer trimestre de 2009, tienen un tercio de esas reservas y menos margen para intervenir y afrontar la deuda.
Leme terminó utilizando el término “colapso” para expresar la situación en la que están los niveles de actividad económica, producción industrial y ventas al por menor en países de tan diversa condición como Brasil, México, Chile y Colombia.
Ver comentarios