Ecología de moda en desarrollo inmobiliario
Enviar
Cuatro torres de condos estarán listas en 2013
Ecología de moda en desarrollo inmobiliario

Energía limpia, tratamiento de aguas y ventilación natural costarán cerca de $1 millón

La tecnología de punta y el factor de amigabilidad con el ambiente procuran ir cada vez más de la mano con el desarrollo inmobiliario.
En marzo próximo iniciará la construcción del proyecto Bosques de Escazú, que aspira a convertirse en el condominio ecológico más grande del país.

El complejo contará con cuatro torres de 28 condominios cada una, en Jaboncillos de Escazú.
Por sus características, este proyecto se ubica en la categoría del desarrollo ecourbanístico, y es impulsado por el Grupo RC.
“Este es el resultado de la convicción de quienes encabezamos una empresa que tiene clara la responsabilidad de ofrecer un producto que tenga el menor impacto ambiental posible”, expresó Fuad Farach, gerente general del Grupo RC.
Nuestra intención no se queda en construir edificios limpios y de funcionamiento ecoamigable; esto va a involucrar la administración y a los inquilinos, quienes deberán estar interesados en un proyecto limpio, agregó Farach.
Como parte de los elementos ecoamigables, figuran la utilización de paneles solares para generar energía y una planta de tratamiento de última tecnología para la limpieza de aguas residuales.
El diseño permitirá la ventilación natural de los inmuebles para evitar el uso de aire acondicionado, iluminación con luces led, inodoros y grifería de bajo consumo y una arquitectura que propicia la iluminación natural.
Además, se reforestarán casi dos hectáreas de zonas verdes que rodearán los condominios, pues solo un 25% del terreno será ocupado en construcción.
El proceso será llevado a cabo en coordinación con la Escuela de Ciencias Forestales, de la Universidad Nacional.
Algunos de los árboles nativos recomendados por la Universidad que se van a usar en la reforestación son el dama, guayaba de mono, pitanga y manzanita.
Los propietarios tendrán acceso a una casa club con piscina semiolímpica que además será salinizada y se limpiará a través de un proceso de ionización y no de cloración, así como un gimnasio y salón multiuso.
El proyecto completo demandará dos años y medio de construcción y reforestación, contará con cuatro torres de baja densidad, que totalizarán 112 unidades.

Ernesto Villalobos
[email protected]

Ver comentarios