Enviar
Duplicados de cédula generan gastos millonarios

Ya sea porque la perdieron o caducó, por haber sido asaltados, para cambiar la firma, por el mal estado en que se encuentra, o simplemente porque la foto no les favorece, 1.591 costarricenses acuden en promedio diariamente al Registro Civil para solicitar un duplicado de su cédula.
Un nuevo documento de identidad fue tramitado por más de 580 mil personas durante 2010. La inversión fue de casi ¢5 mil millones para reponerlas, lo que representó un 17% del presupuesto del Tribunal Supremo de Elecciones, institución a la que está adscrito el Registro. El presupuesto fue de ¢33 mil millones.
Cada cédula tiene un costo cercano a los ¢8 mil y su vida útil es de diez años. Los ciudadanos pueden pedir todos los documentos de identidad que deseen, ya que no existe restricción al respecto.
“La gente aduce muchas cosas cuando se presenta a solicitar un duplicado, aunque la mayoría dice haberla perdido o haber sido víctima de asalto. El Registro Civil está obligado por la Constitución Política a entregar todas las cédulas que un ciudadano solicite, sin importar su número”, expresó Oscar Mena, secretario general del Registro Civil.
Los trámites de duplicado superan por mucho las solicitudes de cédulas por primera vez. El año pasado, tan solo 80 mil personas cumplieron la mayoría de edad.
En Costa Rica hay 2,8 millones de personas mayores de edad, por lo que el 20% de esa población solicitó un duplicado el año pasado. Aunque la cifra parece exorbitante, es inferior a las 597 mil que se tramitaron durante 2009.
La exigencia desmedida de cédulas podría servir para la realización de fraudes en algunos casos, advierte el Organismo de Investigación Judicial.
El Registro Civil maneja una lista de más de 40 personas que en dos años ha tramitado más de 30 cédulas de identidad. En el peor de los casos un ciudadano solicitó 71 en dicho periodo.
“En los casos donde encontramos muchas solicitudes, lo que hacemos es pedirles una declaración. La mayoría de esas personas son indigentes que aducen que las asaltaron. No podemos establecer ningún tipo de restricción”, añadió Mena.
El Registro Civil no denuncia la situación porque no existe anomalía en la tramitación excesiva de cédulas, sin importar que haya personas que pidieron hasta 71 documentos, sin embargo, Jorge Rojas, director del Organismo Judicial prometió indagar sobre el caso.
“Nos interesa conocer qué está pasando, pero por el momento no hemos recibido denuncias ni reportes del Registro Civil, ni del Tribunal. Lo que presumimos es que las estén usando para cometer algún tipo de ilícito o fraude tras la alteración del documento, pero eso hay que establecerlo”, indicó Rojas.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios