Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



NACIONALES


Dulces Gallito se producirán en el extranjero

Jeffry Garza [email protected] | Jueves 05 mayo, 2016

El consumidor seguirá encontrando los dulces en todos los puntos de venta, al mismo precio y hecho con la misma fórmula. Página oficial de Gallito/La República


Los sabores dulces del Milán, la Guayabita o la Tapita, serán producidos fuera de nuestras fronteras, tras el cierre de la planta de manufactura de Mondelez, que hacía las golosinas de la marca Gallito.
La nueva casa de los dulces y chocolates estará en México, en una planta grande con tecnología de punta y mayor capacidad.
A pesar de que ahora se importarán los productos, el precio no variará.
“El consumidor seguirá encontrando los dulces en todos los puntos de venta, al mismo precio, la misma fórmula y por supuesto, la misma calidad”, aseguró Silvia Alvarado, gerente de Operaciones de Mondelez International.
El cierre de la planta obedeció en primera instancia, al enfoque de la empresa en su centro de servicios, abierto el año pasado en Santa Ana y donde emplea a 320 colaboradores.
El centro brinda apoyo de recursos humanos, tecnologías de información y administrativo a otras regiones en las que opera la compañía.
La empresa busca centralizar sus procesos y ahorrar costos al trasladar la operación a una planta más grande, en Puebla, México, donde producirá volúmenes mayores con tecnología de punta.
“Estamos transformando nuestro negocio, enfocándonos más en una operación orientada a los servicios de alto valor”, dijo Juan Ignacio Muñoz, director de Operaciones de Mondelez International, Latinoamérica.
El fin de la manufactura de Mondelez preocupa al sector industrial por la forma en la que el país continúa perdiendo competitividad.
“No se puede negar que el país tiene rezagos en competitividad que de alguna manera hay que compensar, como por ejemplo, con innovación”, expresó Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.
El año anterior cerraron las plantas de manufactura en el país de Mabe, Jack’s, Incesa Standard y Rawlings; en 2014 lo hizo Intel para operar solo su centro de servicios.

“Parte de los motivos por los que las empresas están mudando sus plantas es por lo costoso de producir en Costa Rica, principalmente por las tarifas de energía y combustible”, según Gamboa.
El cierre efectivo de la planta de Mondelez será el 30 de julio, lo cual afectará a unos 300 trabajadores.