Enviar
Se teme que lista de beneficiados pueda incluir a empresarios colados entre pequeños productores
Dudas reinan en torno a condonación de deudas a agricultores
Mientras que a algunos se les perdonarán préstamos por menos de ¢2 millones, a otros se les liberará de créditos por ¢146 millones
Bancadas de oposición llaman a frenar segundo debate del proyecto, pero oficialismo insiste en aprobarlo “y luego fiscalizar”


Esta tarde los diputados perdonarían un total de ¢8 mil millones en deudas al sector agrícola sin saber quienes figuran entre los beneficiados ni los montos que cada uno adeuda al desaparecido Fideicomiso Agropecuario (Fidagro).
En la lista de quienes recibirían el perdón de sus obligaciones se citan personas que podrían no ser pequeños o medianos productores agrícolas, población a la cual el proyecto busca beneficiar.
Por ejemplo se teme que entre los beneficiaros estarían dueños de hoteles en el Caribe del país, ex presidentes ejecutivos de entidades bancarias desaparecidas y propietarios de importantes complejos de apartamentos en el área metropolitana, según una lista preliminar a la cual tuvo acceso LA REPUBLICA.
Los diputados miembros de la comisión de Asuntos Agropecuarios, encargada de dictaminar este proyecto, reconocieron que podrían existir personas que no cumplen los requisitos para ser beneficiados.
“Cuando dictaminamos el proyecto sabíamos que se nos podían colar personas que no eran precisamente los principales beneficiarios, pero eran más de 6 mil casos, era mucho para analizarlo uno por uno”, dijo Marvin Rojas, diputado de Acción Ciudadana.
Al conocer los montos de algunas de las deudas a condonar y quiénes serían sus beneficiarios los jefes de fracción del Movimiento Libertario (ML), Acción Ciudadana y Unidad Social Cristiana consideraron pertinente posponer la segunda votación.
“Hay que investigar a fondo, son montos muy elevados. Voy a insistir en que antes de votarlo en segundo debate se conozcan las deudas y a quienes pertenecen”, dijo Carlos Gutiérrez, jefe de fracción del ML.
Por su parte el oficialismo apuntó a obviar esto y darle el segundo debate al proyecto, según comentaron Maureen Ballestero y Jorge Méndez, miembros de la bancada de Liberación Nacional.
Con este proyecto, se eliminarían deudas por ¢3 mil millones que 7.042 aparentes agricultores mantenían con el Fidagro. Otros ¢5 mil millones se adeudaban al Fondo de Reconversión Productiva, que también desapareció.
Los dos fideicomisos los absorbió el Sistema de Banca de Desarrollo, que fue instituido en abril del año anterior.
Durante la aprobación en primer debate del proyecto, el martes, este contó con el aval de 40 de los 42 diputados presentes en la sesión.
La mayoría de las bancadas han coincidido en que la morosidad y las deudas de los prestatarios se originan en que condiciones climáticas adversas golpearon su producción.
Asimismo reconocen que muchos agricultores no cuentan con la información de mercado para colocar sus cosechas con éxito.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios