Enviar
Dramático cierre

Saprissa, Cartaginés y los espectadores terminaron con los nervios de punta

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Juan Luis Hernández fiel a su libreto ordenó el juego de las parejitas; Jeaustin Campos y Randall Row duraron 45 minutos descifrándolo. Con el resultado en contra 1-0, Saprissa hizo los movimientos tácticos correctos para quitarse las amarras, pero solo le alcanzó para empatar a uno.
En el cierre, los morados fueron con todo por el triunfo y se abrieron atrás; las grietas las aprovechó la visita para contraatacar a ruta libre y así se vivió un epílogo de infarto.
Empecemos por las parejas, casi de beso a beso: Rodríguez-Alpízar; Villalobos-Santana; Granados-Centeno; Montero-Solís; Mudarra-Borges. Todo el Saprissa amarrado y sin aire lo que desespera a su cuerpo técnico (recordemos como le suplicaron a Ramonense que jugara abierto; De León les hizo caso y les metieron cinco). Juan Luis jamás.
Se complica la cosa para el Saprissa cuando en medio de la rechifla de sus seguidores, que no observan nada atractivo, el brasileño Edgar Figueira al minuto 32 se lleva en dribling corto a toda la zaga morada y sirve en bandeja a Leonardo Madrigal para que éste remate a la red.
De inmediato Campos ordena su primera variante, Andrés Núñez por Yader Balladares pero Cartaginés casi les mete el segundo, de no ser por el cruce salvador del novato Alexánder Robinson, que le quita la bola a Madrigal solito frente a Navas.
En el reposo, Jeaustin reedifica el escenario y lo hace muy bien; entra Armando Alonso por Michael Barrantes; esconde a Walter Cente
no como volante recuperador bien atrás, para que pierda la marca de Granados; juega línea de cuatro para sumar en la cintura y Celso se junta con Armando para enredar los candados brumosos. De inmediato reacciona Juan Luis; convoca en la zona de reserva a Héctor Hidalgo y le exige que se le pegue a Armando; Montero sigue con Solís, pero Granados se le pasa a Borges en un juego táctico interesantísimo que pareciera no entendieron los fanáticos morados molestos con su entrenador.
Saprissa tiende el cerco; entra Rónald Gómez por Santana; Cartaginés se desinfla físicamente y su entrenador refresca piezas. Entran Clark, Gabriels y Calvo, todos a buscar su par. Se presentan cerca de una docena de acciones de bola muerta contra el marco de Donny Grant entre tiros de esquina y libres. El balón ronda el área blanquiazul; en el 67, Paté filtra un servicio, la bola pega en Arriola y se va a un costado donde la recibe sin marca (increíble), Alejandro Alpízar para cruzar con frialdad el empate.
Tres minutos después, Keylor Navas le saca el gol a Figueira en remate corto de cabeza y así entramos a los 18 minutos finales de película.
Saprissa aprieta, asfixia, huele a gol morado por todas partes pero, cada vez que el Cartaginés acelera en ataque se asocia, se une, la toca y de cara al marco local, fallan Madrigal y Clark, hasta que la mejor figura de la cancha, Esteban Granados se va con la bola dominada, se la creé, se mete como tractor, rebasa, bota postes y a punto de vencer a Navas, lo derriba Jervis Drummond en falta de penal que se traga el árbitro central, en un error que al menos sirvió para firmar un justo empate.




1 Saprissa
Keylor Navas; Yader Balladares (Andrés Núñez 34’), Jervis Drummond, Víctor Cordero, Alexánder Robinson, Michael Barrantes (Armando Alonso 46’), Celso Borges, Walter Centeno, Alonso Solís, Esteban Santana (Rónald Gómez 63’), Alejandro Alpízar.
D.T. Jeaustin Campos

1 Cartaginés
Donny Grant; Héctor Hidalgo (Roy Clark 65’), Carlos Rodríguez, José Villalobos, Martín Arriola, Oscar Seravalli (Alexander Calvo 77’), Esteban Granados, Mauricio Montero, Roberto Mudarra (Rodolfo Gabriels 70’), Leonardo Madrigal, Edmar Figueira.
D.T. Juan Luis Hernández

Goles: Leonardo Madrigal (CSC) al 32; Alejandro Alpízar (S) al 67’)
El mejor: Esteban Granados.
Arbitraje: Mario Arturo Barrantes. Regular
Asistentes: Alejandro Azofeifa y Fabián Baltodano
Estadio Ricardo Saprissa. 11 a.m.
Ver comentarios