Dos mundos opuestos
La picardía del joven Buomesca Tué Na Bangna fue de las principales novedades que mostró el Fulham en la cancha del Estadio Nacional.www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Dos mundos opuestos

Al Fulham inglés le bastó con apenas trotar para derrotar al Cartaginés

La primera escala del Fulham FC, de la Liga Premier inglesa en su gira por Costa Rica, fue bastante tranquila. Los británicos no necesitaron meter el pie en el acelerador para derrotar sin mayor costo al Cartaginés, que como se dice popularmente no se la creyó y salió con un 3-0 en contra.

201307142309160.a11.jpg
El juego no podía ser visto como un partido más de pretemporada, no todos los días un equipo del primer mundo futbolístico toca la gramilla del Estadio Nacional para medirse a un club criollo. Los 10 mil seguidores azules que acompañaron a su equipo pensaron lo mismo.
Claramente el rival era de un nivel mucho más alto, pero no por ello había que facilitarle las cosas y dejarlo jugar a sus anchas. A Cartaginés le faltó un poco de irreverencia y confianza para ir al frente, pensar que no tenía nada que perder, sino que ganar.
El conjunto londinense encontró en el primer tiempo su vía libre por el costado izquierdo, el joven volante guineano de 20 años Buomesca Tué llevó por la calle de la amargura al brasileño Ricardo Duarte, recién incorporado al conjunto blanquiazul; en casi todas el defensor perdió el duelo ante la picardía del chico.
Los dos goles en la primera parte nacieron por esa vía, el primero un pase de la muerte al centro del área de Buomesca para Berbatov que tocó con tranquilidad a un lado de Wardy Alfaro, con la clase de un goleador de élite.
La mala tarde para Duarte siguió tras cometer penal al noruego John Arne Riise luego de quedarse atrás en la marca, que posteriormente Berbatov cambió por el 2-0. Lo único que mostró Cartaginés adelante fue un remate de Leandro Silva y un cabezazo de Andrés Lezcano.
Para la segunda parte, el partido siguió al ritmo y al gusto inglés, cambió a casi todas sus fichas en el campo, con los ingresos de Bryan Ruiz, el colombiano Hugo Rodallega y el meta holandés Marteen Stekelenburg como lo más destacado.
Lo principal en esta etapa, además del gol de Ruiz al 73, tras tomar un centro de Rodallega, bajar el balón y tocar a un lado del marco, fueron los tres tiros libres que regaló el Fulham a los brumosos, uno de ellos sirvió para que Stekelenburg le hiciera la parada del partido a Félix Montoya.
Es lógico que el ritmo físico y técnico de los londinenses fuera mejor, sin embargo los brumosos vieron mucho la camiseta de su rival y se limitaron en demasía. Habrá que ver si ante Alajuelense se repite esta tónica el miércoles, o si los manudos hacen un poco más por el espectáculo.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios