Logo La República

Viernes, 24 de mayo de 2024



ÚLTIMA HORA


(VIDEO) Dos ticas son las primeras en la historia en nadar por más de 7 horas de Isla Venado a Puntarenas

Walter Herrera wherrera@larepublica.net | Lunes 21 agosto, 2023 03:06 p. m.


costa rica nadadoras
Carolina Mora y Rocío Mora. Cortesía/La República


En un acto de valentía y determinación, dos mujeres costarricenses, Carolina Mora y Rocío Mora, han dejado una huella imborrable en la historia del deporte acuático de Costa Rica al llevar a cabo una travesía sin precedentes.

Por primera vez en la historia del país, estas dos amigas y apasionadas nadadoras realizaron un desafío extraordinario que capturó la atención y el respeto de muchos.

A la medianoche, bajo el manto estrellado, Carolina y Rocío se embarcaron en un logro asombroso: nadar desde la Isla Venado hasta Puntarenas.

Lea más: Tica es la mejor latina en la historia en completar reto mundial de aguas abiertas

Este hito no solo marcó un nuevo récord en la natación de larga distancia costarricense, sino que también demostró la destreza y el compromiso de estas mujeres hacia su deporte.

Preparándose meticulosamente para el desafío, Carolina y Rocío no dejaron ningún detalle librado al azar. Estudiar las corrientes, las mareas y la fauna marina fue esencial para garantizar la seguridad durante su travesía. Además, contaron con un equipo de apoyo que les proporcionó asistencia y monitoreo a lo largo del recorrido.

La travesía contó con dos embarcaciones que acompañaron a las nadadoras, ya que cada una tenía su propio ritmo de nado. Este enfoque estratégico permitió a ambas mujeres enfrentar el desafío en sus propios términos, aprovechando sus fortalezas individuales.

Lea más: Tica Carolina Mora cruzó nadando los 33 kilómetros del Canal de Catalina a sus 44 años

Carolina, en su increíble esfuerzo, nadó un total de 27 kilómetros en un tiempo admirable de 7 horas y 15 minutos. Rocío, con su tenacidad igualmente admirable, nadó incluso más allá de esta distancia. A lo largo de su recorrido nocturno, ambas tuvieron la oportunidad de experimentar un espectáculo natural único: la bioluminiscencia, que iluminaba sus brazadas en la oscuridad del mar.

Sin embargo, su viaje no estuvo exento de desafíos. A medida que se acercaban a Puntarenas, se encontraron con varias líneas de pesca y una triste cantidad de basura en el agua. Esta experiencia no solo subraya la necesidad de proteger nuestros océanos, sino también la dedicación de estas nadadoras a superar obstáculos para lograr sus metas.

El coraje y la pasión de Carolina y Rocío Mora han dejado una marca inspiradora en la comunidad deportiva costarricense y más allá.

Su travesía histórica destaca el poder del compromiso personal y la superación de desafíos, demostrando que los límites son solo el punto de partida para nuevos logros.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.