Enviar
Faltante aún no es motivo de alarma para autoridades económicas
Dólares escasean en algunos bancos

• Falta de la divisa se atribuye a posible aumento de la demanda de billetes por época turística

Wilmer Murillo
[email protected]

Una escasez de billetes de la divisa estadounidense se ha puesto en evidencia en días recientes en algunas entidades bancarias, pero las autoridades económicas consideran que no es motivo de alarma.
El fenómeno se atribuye a la supuesta inadecuada programación de varios bancos, que no ha sido concordante entre la oferta y la demanda.
El problema se habría visto acentuado por el hecho de que “estamos en época de turismo, lo que significa que muchas personas acudan a los bancos a pedir billetes para sus pagos en centros turísticos, lo cual acrecentaría la demanda”, explicó Eduardo Prado, de la división de Activos y Pasivos del Banco Central.
Por su parte, en el Banco Nacional consideran que la venta de dólares a los clientes se ha realizado con relativa normalidad
Asimismo, Prado adujo que la gente está mejor informada de los precios a raíz de los flujos de información del tipo de cambio que se expresan por diversos medios.
“De este modo la gente acude a las ventanillas de un banco sabiendo efectivamente el monto de la transacción y sin el riesgo de que le incluyan recargos”, aseveró.
Aunque el billete tiene un costo intrínseco, al público no se le hace un recargo por este motivo.
Cuando se estableció el sistema de bandas cambiarias, precisamente se corrigió en el reglamento de operaciones cambiarias de contado que los bancos deberían reflejar en el tipo de cambio todos los cargos y comisiones en que incurrieran en las negociaciones en moneda extranjera. “Es prohibido expresar comisiones separadamente, pues se incurre en distorsiones del tipo de cambio”, señaló Prado.
Los bancos no tienen restricciones para importar billetes. Esta tarea en años recientes estaba confinada al Banco Central que los importaba y distribuía a los bancos, una práctica que se descartó para agilizar el sistema de pagos, confirmó por su parte Carlos Melegatti, administrador del sistema de pagos electrónicos del Banco Central.
De momento el Central no ha recibido ninguna solicitud de efectivo en dólares, por lo que coincidió en que la escasez se debería a una inadecuada planificación para hacer calzar la oferta y la demanda.
Pero mientras unos bancos han tenido escasez de billete, otros cuentan con excedentes.
Mauricio Céspedes, administrador de efectivo del HSBC, informó al Banco Central que tiene excedentes del billete verde, y lo mismo reportó el Banco de Costa Rica.
Mientras tanto, los dólares siguen fluyendo hacia la economía nacional por turismo, exportaciones, inversión extranjera y remesas.
Al 31 de diciembre el Banco Central disponía de un nivel de reservas de $4.111 millones; es decir $1.000 millones más que en 2006 a la misma fecha.
Los dólares siguen llegando y lo que estaría ocurriendo es solo una mayor preferencia por el billete, que no se haga una adecuada programación de la oferta y los precios más favorables de un banco con respecto a otros.
No hay razón para pensar que la gente trae más dólares en cheques, tarjetas de crédito o algún otro medio de pago.
Cuando un banco tiene un precio mejor, la gente que compra o vende al menudeo y no tiene ninguna posibilidad de influir en el precio simplemente acude a la ventanilla donde le irá mejor, explicó Melegatti.
Ver comentarios