Enviar
Miércoles 4 Junio, 2008

Dólares y el sector público


Las razones de la divergencia entre los precios del Mercado Mayorista de Divisas (Monex) y el de Ventanilla, se deben principalmente a la excesiva compra de dólares por parte del Sector Público no Financiero (SPNF), la cual debe mermar su participación en el mercado Monex.
Una propuesta viable es que al menos el 50% del monto de las operaciones de la semana proyectadas por el SPNF lo negocie con los bancos públicos y el restante en el Monex. Esta negociación la realizaría directamente el solicitante, SPNF como un participante más del Monex.
En mercados con mayor experiencia y en los cuales se aplica la flotación cambiaria, las grandes empresas manejan sus propias Mesas de Dinero, y ellas negocian directamente con los bancos las divisas a precios que se forman por la interacción de las fuerzas.
Estas operaciones la realizan en Spot y/o Futuros. Claro ejemplo en Chile, entidades como Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), Codelco, entre otras, las cuales manejan importantes volúmenes para el mercado local. Así pues, se debe abandonar el sistema patriarcal y dejar que las empresas del SPNF sean más eficientes en el manejo de sus posiciones. Además la compra para el SPNF en el mercado mayorista Monex implica riesgos para el Banco Central, el cual no debe asumirlos, pues su objetivo dentro de la economía costarricense es mantener la estabilidad interna y externa de la moneda nacional y asegurar su conversión a otras monedas. Así mismo, velar por el buen uso de las reservas monetarias internacionales para el logro de la estabilidad económica general.
Otro factores son la estacionalidad que vive el mercado —que es normal en esta época desde los tiempos de las minidevaluaciones—, el aumento en el precio del barril y en la factura petrolera para consumo nacional, que han creado más presiones de las que el Monex puede resistir. Hoy se observa en el Monex un participante que suple los dólares necesarios de sus reservas monetarias internacionales en un acto por aminorar la presión en los tipos de cambio de los bancos.
Esta misma propuesta del BCCR también propone aumentar el porcentaje del monto de las posturas que los bancos comerciales están obligados a mantener en venta y compra en el Monex y el tiempo de renovación de cada calce pasando de 15 a c/5minutos, el cual es un preámbulo de que el BCCR en nombre del SPNF busca una mayor liquidez en el Monex, lo cual presionaría más en el tipo de cambio de ventanilla que recibe el público en general. Actualmente estas operaciones abiertas suman los $577.000 con la propuesta pasaría a $1.154.000.
Lo que sí es una realidad es que con el comportamiento de las últimas semanas del tipo de cambio la dirección de la Curva de Expectativas del mercado ha variado momentáneamente.
El BCCR en busca de promover una mayor transparencia podría publicar en su sitio Web al cierre de cada sesión del Monex el detalle completo de cada Calce del día —precio, monto, quien vendió y quien compro—. Pues en la actualidad este mercado al ser ciego presenta dicha limitación y genera apreciaciones y expectativas incorrectas.

William José Porras Bermúdez
Monitoreo de Negocios
Jefatura de Tesorería
Banco Costa Rica