Enviar
Divisa podría alcanzar los ¢550, según analistas
Dólar sube ¢18 en cuatro días
Exportadores que clamaban por un ajuste pueden sonreír de nuevo

El tipo de cambio del dólar ha aumentado alrededor de ¢18 entre el lunes y ayer, con lo cual cambió radicalmente la tendencia a la baja que traía en las últimas semanas.
El tipo de cambio promedio en el mercado mayorista Monex rondó los ¢529 por dólar, lo que significa un incremento de ¢7,61 en relación al precio del miércoles. Es decir, aumentó casi ¢8 en un solo día.
En el Monex negocian las entidades financieras, el Banco Central y una serie de participantes privados. Las transacciones ayer rondaron los $17 millones.
Las causas del aumento se consideran meramente especulativas, pues no se avistan cambios en los fundamentales de la economía.
De continuar subiendo el tipo de cambio podría llegar hasta ¢550 por dólar, según la bola de cristal de algunos analistas, como Carmen Monge de INS Valores.
La especialista considera sin embargo, que tras una subida el tipo de cambio podría volver a bajar. Obviamente el incremento registrado también se refleja en los precios en las ventanillas de las entidades financieras en donde ayer el dólar se cotizó hasta ¢534 la venta, luego de haber llegado a ¢515 el lunes. De lo anterior se infiere que también ha subido fuerte en los bancos.
En el sistema de bandas cambiarias el Banco Central compra en el mercado mayorista todos los dólares que le vendan al precio del piso, que se mantiene fijo en ¢500, y vende todos los dólares que se requieran al precio del techo, que era ayer de ¢628,25.
De esta forma procura que el precio de la divisa no traspase los límites de las bandas, al asegurar la compra o venta a esos precios.
La baja del tipo de cambio redujo el precio de los peajes de la carretera a Caldera, de la gasolina que disminuyó ayer ¢10 por litro. Y desde agosto abarató el precio de los autos con ahorros de hasta ¢1,5 millones por vehículo, de los alquileres. Los beneficios se han trasladado a los usuarios de Internet y otros bienes importados como libros, así como a las tarifas de servicios públicos donde el dólar tiene un peso significativo y simplemente la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos los ajusta, como en el caso de los combustibles.
Compras por Internet y cable, tarifas de hoteles, autos, paquetes turísticos y tiquetes aéreos, también han bajado. Pero se podría esperar que ocurra lo contrario una vez que el dólar vuelva a despegarse del piso de la banda cambiaria.
Los exportadores que estaban pegando el grito al cielo por la caída del dólar, ahora pueden nuevamente sonreír.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios