Enviar
Moneda nacional se deprecia rápidamente
Dólar en ventanilla llegó hasta ¢547 ayer
El tipo de cambio en los bancos reflejó aumento de casi ¢30 por dólar en Monex esta semana
Dado que el Central no interviene en el mercado cambiario se ha mantenido un adecuado nivel de reservas

El precio máximo del dólar alcanzó en el mercado mayorista (Monex) ¢544, pero en ventanilla algunos bancos lo vendieron a ¢547, con lo que el ritmo de depreciación del colón alcanzó ayer su punto más bajo del año.
En el mercado mayorista participan el Banco Central, el Ministerio de Hacienda y las entidades financieras y empresas.
La subida del dólar es muy probable que se deba a la euforia de los agentes económicos, por temor e incluso especulación.
El lunes anterior el tipo de cambio alcanzó su punto más bajo del año, al llegar a ¢506,50 por dólar. Sin embargo, ayer alcanzaba su punto más alto desde la primera quincena de marzo, fecha en que el colón inició un marcado proceso de apreciación que llevó al tipo de cambio casi hasta el piso de la banda inferior impuesto por el Banco Central.
La diferencia entre el tipo de cambio máximo y mínimo transado en Monex durante esta semana ronda los ¢40.
Bancos como el Popular vendieron el dólar ayer a ¢547, pero el banco privado Lafise llevó el nivel hasta ¢548, en tanto que otros privados como BAC San José, BCT y Cathay vendieron la divisa a ¢545. Los estatales Nacional y Costa Rica vendieron el billete verde a ¢544.
De este modo el precio del dólar se alejó del piso de la banda cambiaria que se encuentra fijo en ¢500, pero aún sigue lejos del techo que ayer era de ¢628,45.
Los precios de referencia para ayer los estableció el Banco Central en ¢532,06 la venta y en ¢521,07 la compra.
Los factores anteriores, en todo caso, podrían llevar el tipo de cambio incluso hasta el techo de la banda, dijo Mariany Espinoza, especialista.
Mientras tanto, otros analistas consideran que la depreciación parece responder a la determinación del Banco Central de no modificar la banda inferior, lo que marcaba el fin del espacio para que el colón se apreciara aún más. “Esto motivó a los compradores de dólares e importadores a aprovechar el bajo precio, presionando el tipo de cambio al alza”. explicaron economistas de Aldesa.
La caída que venía presentando el tipo de cambio, provocó una disminución en los precios de los bienes importados que ha influido de alguna forma en el comportamiento de la inflación. Lo anterior se reflejó en el dato de abril de 2010, donde la inflación apenas alcanzó un 0,06%.
Lo anterior, a su vez, influye en el comportamiento de las tasas de interés, debido a que estas en términos reales se mantienen positivas.
Si la inflación se mantiene controlada, también se reducen las presiones para incrementar las tasas de interés.
No obstante, si el tipo de cambio continúa subiendo y esa alza se mantiene por un tiempo prolongado, afectaría el control de la inflación por el aumento de precios de bienes importados, dijeron expertos consultados. Si esta última se dispara, las tasas de interés en moneda local también tenderían a incrementarse.
“Las tasas en dólares aún no deberían subir tomando en cuenta que a nivel internacional estas no se han incrementado de manera significativa”, dijo Mariany Espinoza.
Las tasas internacionales permanecen bajas, y el premio por invertir en colones, estimado actualmente en un 7%, seguramente no subirá, pues de hacerlo estimularía el ingreso de capital “golondrina”.
Ante las variaciones del tipo de cambio, se colocó nuevamente sobre el tapete el tema de las coberturas que ya impulsa un megabanco y un puesto de bolsa. Se trata en este último caso de INS Valores. “Estamos desarrollando los contratos de diferencia, como una alternativa para que las empresas y personas se cubran de acuerdo con el giro de su negocio o a sus necesidades de inversión”, dijo Espinoza.
Bajo el esquema de bandas cambiarias las tasas de interés no han sobrepasado el 12%, pero al reanudar el tipo de cambio su viaje al “techo” de la banda, lo que ocurrió a partir de esta semana, la situación podrían cambiar. Esa sería otra consecuencia.
La influencia del tipo de cambio en la economía, abarca numerosas variables. Al no intervenir el Banco Central, por ejemplo, en el mercado, el país ha logrado mantener un alto nivel de reservas, estimado para fines de abril en $4.150 millones. “No tenemos ahora la presión por comprar reservas que hubo en el pasado”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios