Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



NACIONALES


Dólar cae y no reacciona a estímulos

Angelica Zamora [email protected] | Viernes 17 septiembre, 2010



Pago de impuestos y aumento de importaciones en Navidad depreciarían más la divisa
Dólar cae y no reacciona a estímulos
Aumento de inversión extranjera y apertura de seguros pondrían más moneda estadounidense en el mercado

Entre las razones que explican que el dólar se encuentre rondando los ¢500 se encuentra el pago de impuestos por parte de las empresas, en setiembre, y de planillas a mediados de cada mes.
Ayer la referencia de compra se situaba en ¢500,98 y la venta en ¢511,24, mientras que la negociación promedio en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) llegó a ¢503,64. Los niveles más bajos reportados desde mayo de 2008.
Hacia finales de este año, aspectos como el pago de aguinaldos y más importaciones de bienes para la temporada navideña, amenazan con poner más presión a la baja a esta moneda.
Este comportamiento podría marcar una tendencia si al menos Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central (BCCR) no toma medidas más contundentes para intentar levantar el tipo del cambio.
Hasta el momento, los conatos del Central han sido tibios y han obtenido resultados poco alentadores para quienes especulan que el dólar pueda revertir su caída.
“Si el objetivo del Central es que el dólar suba debe ser claro en esa premisa y no continuar con un discurso en el que dice que el tipo de cambio está flotando cuando en realidad lo está manipulando. Si eso es lo que quiere, también debe justificar por qué está tomando esa decisión, ya que cualquier intervención que haga afecta la distribución de riqueza en la sociedad”, explicó Luis Loría, director de la Asociación Nacional de Fomento Económico.
En caso de que el dólar toque el piso de la banda en Monex, la autoridad monetaria deberá defenderlo debido a que ese es su compromiso y así lo reafirmó en la revisión del Programa Macroeconómico.
La defensa del piso de la banda provoca que este ajuste no se alcance con celeridad, provocando “rebotes” importantes cuando el tipo de cambio se acerca al piso de la banda, dijo Melvin Garita, director de análisis de Banco Lafise.
Uno de los problemas que se enfrentan en materia cambiaria en la actualidad es que desde que se inició el sistema de bandas la oferta y demanda no es determinada por el mercado, porque hay pocos jugadores grandes con suficiente información y dinero para mover el mercado, dijo Loría.
“El principal interventor en Monex es el mismo Banco Central e incluso en el último año (antes de iniciar el programa de acumulación de reservas) fue responsable por el 60% de los movimientos”, destacó.
Si la información de cuándo el BCCR comprará divisas en el mercado fuera pública los agentes económicos podrían escoger el momento ideal para hacer transacciones y obtener ganancias.
El anuncio que hizo el Central en agosto de comprar dólares para acumular reservas y la intervención que realizó posteriormente (por $2 millones) hizo que el mercado sobrerreaccionara, por ello se dio un alza en el tipo de cambio.
“Este comportamiento no fue sostenible porque los agentes económicos no le creyeron al Banco”, dijo Loría.
La intervención tiene como consecuencia una mayor emisión de colones (liquidez), lo que dificulta el control de la inflación. Para retirar ese exceso el BCCR deberá emitir bonos de estabilización monetaria lo cual le representa un costo, sugirió Gina Ampiée, gerente general de INS Valores.
En cuanto al tema de si es necesaria la mayor acumulación de reservas internacionales, hay dudas en torno a la conveniencia de la medida. Al 10 de setiembre el saldo por este concepto totalizó $4.100 millones.
“Este programa (acumulación de reservas) es una excusa para intervenir más abiertamente en el mercado y tratar de que el tipo de cambio suba, ya que las reservas actuales son suficientes”, sostuvo Loría.
Por su parte, el comportamiento a la baja en el tipo de cambio del dólar predomina a pesar de los esfuerzos que ha hecho el Central por incrementarlo.
Entre las causas de que la divisa roce el piso de la banda cambiaria es por un exceso de dólares en el mercado, la mayor entrada de inversión extranjera directa, la apertura de seguros y próximamente la de telecomunicaciones. El aumento en las exportaciones y la recomposición de portafolios pasando inversiones de dólares a colones, también contribuyen a la caída del dólar.

Angélica Zamora
[email protected]