Enviar
Dólar barato, ¿por cuánto tiempo?
• Este año hay más posibilidades de que la divisa aumente de precio

El precio promedio del dólar ha bajado de ¢570 en 2009 a ¢505 en 2011 y lo que se lleva de 2012. Es decir, en el último año y medio ha estado prácticamente en el piso de la banda cambiaria (¢500) donde el Banco Central se compromete a sostenerlo.
Pero en 2012 existen cuatro factores que aumentan las posibilidades de que el precio del dólar suba, y el techo de la banda está en ¢720, muy lejos del precio actual de la divisa, por lo que es necesario protegerse ante los eventuales cambios.
El primer factor, que ya estamos viviendo, es el déficit fiscal.
El Gobierno central necesita financiar sus gastos corrientes mediante un endeudamiento de cerca de ¢200 mil millones mensuales. Para ello, emite bonos tanto en colones como en dólares, presionando las tasas de interés y el valor del dólar en suelo nacional.
La semana pasada las subastas del gobierno presionaron el dólar en Monex a cotizarse cerca de ¢515.
“En general, durante el año, el rango de negociación del dólar respecto al colón ha sido superior al observado el año pasado, donde el tipo de cambio en Monex tocaba o se acercaba con frecuencia a la banda inferior de ¢500”, detalla el blog Pulso Bursátil de la firma Aldesa.
El segundo factor es el nuevo programa de compras de reservas del Banco Central que pretende aumentar de $4,7 mil millones a más de $6 mil millones la cantidad de moneda extranjera en el ente emisor, lo anterior como seguro ante una iliquidez internacional que pudiera darse ante los problemas en la Zona Euro.
Este aumento del 30% de las reservas presionará el mercado cambiario, ya que se pretende hacer las compras en menos de dos años.
A pesar de esto, algunos expertos consideran que esas compras de reservas no afectarán el valor del dólar.
“Se implementará cuando se perciba un exceso de dólares, respondiendo a la defensa de la banda inferior, pero no consideramos que vaya a ser utilizado para subir el tipo de cambio, lo cual atentaría contra la estabilidad de la inflación”, dijo Adriana Rodríguez, jefa de estrategia de Aldesa.
Actualmente el Central no ha comprado dólares para su programa, por lo que el efecto aún no se ha visto.
Además existen dos razones externas que podrían empujar el precio del dólar al alzar, la primera la posibilidad de una crisis económica internacional. Sea esta desencadenada por los países de la Zona Euro o por Estados Unidos, tendría como efecto un menor ingreso de dólares por inversión extranjera directa (el principal flujo de divisas al interior del país) y por huida de capitales “fly to quality”, donde los inversionistas buscan refugio en países menos rentables pero más seguros.
Aunado a lo anterior, una crisis internacional cerraría las llaves de crédito a Costa Rica encareciendo los pocos dólares que queden en suelo nacional.
Finalmente, un alza en el precio del petróleo, que podría ser resultado de problemas políticos o militares en la zona de Medio Oriente, afectaría al país como importador del combustible.
¿Cómo puedo protegerme?
Ahorrar en moneda extranjera es un seguro para quienes vayan a tener gastos en dólares en el futuro, ya sea para importaciones o para pago de deudas. Para ello puede aprovechar las tasas que han estado subiendo para ahorros a plazo en esa moneda.
Pero si su necesidad de dólares es de montos muy altos, donde movimientos de pocos colones en el precio signifiquen grandes pérdidas, es bueno que valore adquirir una cobertura cambiaria. Estas están disponibles por plazos de hasta tres meses en varios puestos de bolsa y hasta por un año en el Banco HSBC.
Asimismo, le recomendamos que negocie sus dólares a través de el mercado Monex, del Banco Central, ya que esta es la única plaza de negociación que no cobra un diferencial cambiario (“spread” entre precio de venta y compra) mientras en las entidades financieras ese diferencial puede ser de hasta ¢15 por dólar.
Lo más importante es que durante este año mida su riesgo cambiario y sepa que aunque no hay certeza del futuro, si hoy tenemos un tipo de cambio promedio de ¢505, en un sistema de bandas con un piso de ¢500 y un techo de ¢720, la probabilidad de que el precio suba es mucho mayor de que baje.



Carolina Acuña
[email protected]


Ver comentarios