Enviar
Deterioro comercial y menor flujo de capitales contribuirían a que se despegue del piso de la banda
Dólar encuentra terreno para crecer

• Esfuerzos del Banco Central se orientan a que desaparezcan las fuerzas especulativas sobre el colón
• Expectativas de empresarios y banqueros apuestan a una recuperación del dólar


Wilmer Murillo
[email protected]

El deterioro de la balanza comercial, combinado con una posible disminución en el flujo de capitales, podría traducirse en un incremento en la demanda de divisas y una disminución de la oferta de dólares. De este modo se estaría abonando el terreno para que el tipo de cambio se despegue del límite inferior de la banda.
Este sería el principio para que el Banco Central pueda empezar a adoptar políticas para ir a un esquema de metas de inflación, dijeron analistas.
Los esfuerzos del Banco Central se orientan a que el tipo de cambio nominal del mercado mayorista abandone el piso de la banda y que desaparezcan las fuerzas especulativas que se han observado, frente a una reducción más acentuada y rápida del ritmo de crecimiento del nivel general de precios.
En días recientes se han observado mayores fluctuaciones del tipo de cambio en la banda inferior. En las últimas tres semanas, principalmente la distancia entre el tipo de cambio promedio ponderado y el piso fijado por la autoridad monetaria se ha ensanchado, dando señales de alerta, comentaron analistas del Grupo Financiero Alde
sa.
Desde finales de marzo el promedio móvil de dos semanas del monto total negociado en el mercado mayoritario se ha venido reduciendo.
De este modo los esfuerzos por parte del Banco Central para que el tipo de cambio del mercado mayorista abandone el piso de la banda cambiaria podrían estar cercanos a tener éxito.
“Tenemos claro que cada vez que se compran energéticos para el sector público el dólar se separa de la banda inferior, y esas compras que en dos años se han duplicado alcanzarán en 2008 la suma de $2 mil millones”, dijo Orlando Soto, gerente del Grupo Financiero Acobo.
El ingreso de divisas por Inversión Extranjera Directa, sería menor este año en tanto que el consumo impulsado por agresivos planes de crédito genera una demanda de divisas, que da los primeros síntomas de la separación del tipo del cambio del límite inferior de la banda, agregó.
Por otra parte las expectativas de casi la totalidad de empresarios y banqueros que aportan su criterio a la encuesta mensual del Banco Central, apuestan a una recuperación del dólar, según se aprecia en la página web del institu
to emisor.
“Los cambios en el déficit comercial ligados en buena medida al deterioro de las condiciones externas, harían que el exceso de divisas que se ha observado en el mercado cambiario, tienda a reducirse, lo cual limitaría la presión a la baja en el tipo de cambio”, explicó por su parte, Alberto Franco, economista.
En estas condiciones aumenta la probabilidad de que el tipo de cambio en el mercado mayorista se despegue de la banda y empiece a flotar, señaló el experto.
Este escenario sería de alivio para el Banco Central, que ha sido objeto de críticas por prolongar el régimen de “mini-revaluaciones” de la moneda.
Acelerar el proceso de transición hacia una flotación administrada tiene admiradores que sienten que esperar hasta 2010 es exagerado.
El periodo de transición de un régimen de bandas hacia una flotación administrada está provocando efectos indeseables, dijo Jorge Guardia, ex presidente del Banco Central.
“Hay incertidumbre y la liquidez que ha generado está “recalentando” la economía y la expansión crediticia amenaza la estabilidad financiera, precisó el economista.
El ensanchamiento de la brecha comercial es una de las causas de lo que ahora está ocurriendo. Este ha venido dándose impulsado por el crecimiento de la economía y la expansión del gasto interno, alentado por tasas de interés reales negativas (menores a la inflación).
Asimismo, la apreciación de la moneda ha contribuido al incremento de las importaciones.
Los dos fenómenos están jalonando la demanda de divisas.
En febrero las importaciones acumuladas crecieron un 26,2% y las exportaciones un 12,1%, ensanchando el déficit de la balanza comercial. En promedio, en 2007 las importaciones crecieron un 11% y las exportaciones un 16%.
Mientras tanto, el primer trimestre de este año el Banco Central compró una fuerte cantidad de divisas.
“A nuestro criterio, esto fue consecuencia de la entrada de capitales del exterior y especialmente de los cambios en la composició
n de la cartera de activos financieros de los inversionistas locales (de moneda extranjera a local), con el fin de aprovechar el diferencial entre las tasas de interés”, explicaron analistas de la firma Aldesa.
No obstante, la fluctuación que ha mostrado el tipo de cambio podría ser circunstancial. Analistas de Aldesa, mantienen empero su criterio de que el acentuado deterioro de la economía estadounidense, resultado del delicado estado de su sector financiero y del mercado de viviendas, se traducirá en un menor crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios.


Ver comentarios