Enviar
Djokovic manda
El serbio venció ayer a Nadal y se quedó con el Abierto de Estados Unidos


Novak Djokovic terminó de comerle la moral este año a Rafa Nadal infligiéndole una nueva derrota en una final y donde más duele, en un Grand Slam como el Abierto de Estados Unidos, donde el español defendía un título que no pudo retener, tras perder por 6-2, 6-4, 6-7(3) y en cuatro horas y diez minutos.
Nadal comenzó muy condicionado por lo sucedido a lo largo del año y trató de amarrar los puntos. Sin nunca poder tomar la iniciativa ante el constante bombardeo de Djokovic a su zona de revés, el español no fue capaz de cambiar esta situación y el balcánico fue casi siempre el que impuso el ritmo que más le convenía.
Su saque no le ayudó como el año pasado y en los momentos claves el de Belgrado restó de maravilla. Los primeros pasantes fallados fueron un termómetro que demostraba que la confianza de Nadal no estaba en el punto necesario.
Y eso que el partido comenzó de forma inmejorable para el español que rompió el primer servicio del balcánico y se colocó con un 2-0 de salida. Ahí le entraron los temores. Nadal jugó con demasiadas precauciones, con un revés inofensivo, y el serbio pasó decididamente al ataque recuperando su servicio.
Nadal desperdició un 15-40 para retomar el mando del partido y a continuación perdió su servicio. Ahí se acabó el primer set. El jugador balear desapareció de la pista.
Pese al duro correctivo del primer set, el campeón del torneo se rehízo y comenzó, al igual que en la primera manga, con un 2-0 de salida. Durante 18 intensos y emocionantes minutos, Nadal luchó por confirmar el “break” y Djokovic por recuperarlo.
Una doble falta y un error garrafal, después de que Djokovic le recuperara tres bolas milagrosas, le dieron el juego al serbio ante un Nadal abatido que del posible 3-0 pasó al 2-4.
Parecía que se iba a repetir la historia del primer set, pero esta vez Nadal no se entregó. Hizo lo más difícil al recuperarse anímicamente y empatar el partido (4-4), pero el balcánico le tenía preparado un nuevo mazazo psicológico al devolverle a continuación el “break” y sacar para cerrar el segundo parcial.
Con dos sets abajo el tenista de Manacor afrontaba una misión prácticamente imposible ante Djokovic. Pero el pundonor de Rafa lo invitaba a seguir luchando. No tiró la toalla cuando perdió el servicio en el tercer y quinto juego, en ambas ocasiones devolvió al golpe.
El español realizó su mejor set y forzó el “tie-break” pese que Djokovic sacó con 6-5 para cerrar la final. En la muerte súbita emergió el mejor Nadal y forzó la cuarta manga tras casi tres horas y media de partido. Djokovic pidió al fisioterapeuta para que le tratara la espalda.
Djokovic retuvo con ciertos apuros su primer servicio y de nuevo pidió asistencia médica. Pese a todo el serbio continuó golpeando con potencia y se puso con un 3-0. Nadal cedió por 6-1 el set y la final.
Con su triunfo en Flushing Meadows, Nova Djokovic consigue su tercer Grand Slam de este año, tras conquistar también Australia y Wimbledon, y distancia a Nadal en 4.100 puntos en la clasificación de la ATP.

Nueva York/EFE
Ver comentarios