Enviar
Djokovic doctor en Bercy
El serbio concluye una temporada de ensueño

Novak Djokovic puso la guinda que le faltaba a su temporada en el Masters 1000 de París-Bercy, el primer torneo de esta categoría que consigue este año y que le certifica como el tenista más en forma de la recta final del curso.
El serbio, tercer mejor jugador del mundo, derrotó con más dificultades de las previstas al francés Gael Monfils, decimoquinto, por 6-2, 5-7, 7-6 (3), en dos horas y 43 minutos de juego.
Tras una semana de tenis intenso, Bercy se resolvió en un juego de desempate que ganó el que tuvo más experiencia en este tipo de ejercicios. Y no fue Monfils, que cometió una doble falta en la primera bola de partido de su rival.
A una semana del torneo de Maestros que reunirá en Londres a las ocho mejores raquetas del ranking, “Nole” logró su mayor victoria de la temporada y presentó su candidatura al título de maestro de maestros que logró hace un año en Shanghái.
El de Bercy es su segundo triunfo consecutivo, tras el logrado hace una semana en Basilea frente al local Roger Federer, número uno del mundo.
También ganó en Pekín y alcanzó las semifinales de Shanghái y del Abierto de Estados Unidos. Ningún otro tenista iguala su sprint final.
Para alzar el título de París, Djokovic tuvo que emplearse a fondo, más que en ninguno de los encuentros anteriores, pese a que por el camino dejó a tenistas de más peso que Monfils, como el sueco Robin Soderling y Rafael Nadal, al que derrotó en un partido impresionante de fuerza y precisión.
El serbio se llevó una final en terreno hostil, porque los casi 15 mil espectadores que abarrotaron el Omnisport de Bercy estaban dispuestos a contribuir con su aliento a que el trofeo no saliera de Francia, título que el año anterior logró Jo-Wilfried Tsonga.


Ver comentarios