Djokovic asume el trono
Enviar
Djokovic asume el trono
Tras siete años de dictadura compartida entre Federer y Nadal, Novak es el nuevo número uno

El serbio Novak Djokovic será, independientemente del resultado de su final con Rafael Nadal el domingo en Wimbledon, el número uno del mundo a partir del próximo lunes, rompiendo así con siete años de dominio compartido de ese puesto entre el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.
Djokovic obtuvo los puntos que necesitaba tras superar el viernes al francés Jo-Wilfried Tsonga en la semifinal de Wimbledon y sumar 480 puntos, mientras que Nadal tan solo podrá defender los dos mil puntos que ya tiene contabilizados, como ganador de la edición pasada de este torneo (ver recuadro).

Novak venció al galo por 7-6(4), 6-2 y 6-7(9) y 6-3 en cerca de tres horas y se convirtió, a sus 24 años y 43 días, en el jugador con más edad entre todos los tenistas en activo en el momento de alcanzar el primer puesto mundial cortando con 56 semanas del mallorquín en el pedestal.
Por su parte, Nadal jugará este domingo su quinta final en Wimbledon, tras imponerse el viernes en semifinales a la esperanza británica Andy Murray por 5-7, 6-2, 6-2 y 6-4.
"Me siento feliz por volver a estar en una final", dijo Nadal, quien adelantó que Djokovic será “como siempre, un rival muy duro”.
El español acumula diez títulos de Grand Slam en su palmarés y solo ha perdido hasta el momento dos finales en grandes torneos, en ambos casos en Wimbledon (2006 y 2007) y contra Federer.
Mientras, Djokovic se mostró confiado en su juego y en que para él ahora todo es ganancia. "Contra Rafa, no tengo nada que perder. Saldré a la pista y seré agresivo. Intentaré romperlo porque no quiero sentir que pierdo el control del partido", explicó el serbio a la prensa. Novak ha ganado al español en las cuatro ocasiones en que se ha enfrentado a él esta temporada (Indian Wells, Miami, Madrid y Roma).
El haber alcanzado el primer puesto del ranking de la ATP en Wimbledon al mismo tiempo que se colocaba por primera vez en la final del All England Club ha sido, para Djokovic, "un sueño hecho realidad. Es alucinante. Cuando he terminado el partido no sabía mostrar mis emociones. Estaba muy feliz”.
En cuanto a la llave femenina, este sábado se jugaba la final del torneo entre la rusa María Sharapova y la checa Petra Kvitova.

Luis Rojas y EFE
[email protected]

Ver comentarios