Enviar
Djokovic estremece la cima

Gana Roma y va frontal por Roland Garros

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

Novak Djokovic trabajó y se preparó con mucha agresividad para vencer en Roma; era su primera meta en la temporada de arcilla. La segunda es vencer en Roland Garros.
Sabe que es el tenista más rápido del mundo en cemento pero la tierra batida aún le molesta. Ayer dio el primer paso cuando ganó
al suizo Stanislas Wawrinka en una final romana fuera de foco, porque no estaban a su frente los dos mejores tenistas del mundo, Roger Federer y Rafael Nadal, que se despidieron de la histórica ciudad con sorpresiva antelación.
Quizá por eso, los italianos presentes en las gradas hicieron menos ruido que los miles de hinchas de la Roma quienes, muy cerca en el estadio Olímpico, metieron bulla en apoyo del equipo de fútbol que le disputa al Inter de Milán el “scudetto”
“Estoy muy contento de lograr mi primer gran premio en tierra batida. Ahora tengo una mayor confianza para los próximos grandes acontecimientos en esta superficie y en otras”, explicó Djokovic al final del partido.
El tenista que hace imitaciones de sus colegas, mujeres y hombres del circuito como mimo excepcional, sentencia que no hay un tenista perfecto. “Tan simple como que somos seres humanos”, agrega y afirma que ni Federer, ni Nadal están en decadencia.
“Fueron eliminados a
quí por los altibajos propios en cualquier deportista; no es el principio del fin para ninguno de ellos”, aclaró Novak.
El número tres del mundo ganó el Masters Series de Roma a Wawrinka por 4-6, 6-3 y 6-3 en una final menos alegre que las vividas en las tres últimas ediciones, cuando Nadal y un público entregado a su causa aplaudía con entusiasmo todos sus puntos.
En esta ocasión, la sobriedad del suizo y del serbio mantuvo a los espectadores en un plano discreto, no obstante Novak supo ganarse el calor del público al hablar en un buen italiano durante la entrega de premios flanqueado por la ex tenista argentina Gabriela Sabatini, que recibió la raqueta de oro de la organización.
Wawrinka también mostró su entusiasmo por llegar a la final de un torneo que comenzó como número 24 de la ATP y termina entre los diez primeros.



Roma femenina

Roma
EFE

Las representantes de las dos grandes potencias actuales del tenis femenino mundial, las rusas y las serbias, vivirán un nuevo duelo en el torneo de Roma, que comenzará hoy, gracias a la ausencia de la número uno del mundo, la belga Justin Henin.
Los encuentros entre Ana Ivanovic (SRB, 1)-Svetlana Kuznetsova (RUS, 3) y María Sharapova (RUS 2)-Jelena Jankovic (SRB, 4) serán las posibles semifinales tras el sorteo realizado el sábado, lo que supondría un nuevo ejemplo del dominio de Rusia y Serbia en el panorama actual.
También renunció a última hora la francesa Amelie Mauresmo (16), debido a un edema intercostal, y será reemplazada por la rusa Nadia Petrova (16).
Todo ello se producirá si lo permiten las hermanas estadounidenses Serena (5) y Venus Williams (7), siempre muy combativas en este torneo.
Ver comentarios