Logo La República

Martes, 26 de octubre de 2021



GLOBAL


Disturbios tiñeron celebración egipcia

EFE | Sábado 26 enero, 2013

Los manifestantes en la plaza Tahrir portaban pancartas en las que se leían lemas como "Abajo la Constitución de los Hermanos Musulmanes" y "El pueblo quiere derrocar al régimen". AFP/La República


Disturbios tiñeron celebración egipcia

Decenas de miles de egipcios conmemoraron ayer el segundo aniversario de su revolución para pedir que se cumplan sus objetivos y se ponga fin al monopolio político de los Hermanos Musulmanes, en medio de fuertes disturbios en El Cairo y otras provincias.
En la cairota plaza Tahrir, decenas de miles de manifestantes, de diferentes corrientes políticas, protagonizaron protestas que en algunos sitios terminaron en disturbios, con réplicas en otras ciudades.
Al menos 119 personas resultaron heridas en ocho provincias egipcias y nueve personas fallecieron en la ciudad de Suez.
Los manifestaciones, convocadas por grupos opositores como el Frente de Salvación Nacional, ante el Palacio Presidencial y en las principales plazas del país conmemoraban los dos años del inicio de la revolución que acabó con el régimen del presidente Hosni Mubarak, pero están cargadas de reivindicaciones y críticas contra el actual mandatario, Mohamed Mursi, y su gobierno.
El farmacéutico Mohamed Fahmi, vestido con una camisa blanca adornada con los colores de la bandera egipcia, explicó que acudió a Tahrir para “recordar al régimen los derechos de los mártires y de los vivos”, en alusión a los muertos en la revolución.
“Queremos una vida digna y garantías de trabajo para nosotros y nuestros hijos, y para quienes todavía no han encontrado qué comer”, agregó Fahmi, que lamentó que los Hermanos Musulmanes estén al servicio de su grupo y no del pueblo.
Entre las banderas egipcias y los carteles de activistas muertos durante la revolución, lucían pancartas gigantes con lemas como: “Abajo la Constitución de los Hermanos Musulmanes” y “El pueblo quiere derrocar al régimen”.
Los manifestantes corearon también consignas que acusan a la Hermandad de “robar” la revolución, de gestionar mal el país y de intentar adueñarse de la escena política.
“Los Hermanos Musulmanes han monopolizado todo”, dijo a Efe Karima Ahmed, una manifestante de cincuenta años.
“Han pasado siete meses (del gobierno de los Hermanos Musulmanes) y no he visto nada: ni pan, ni libertad, ni justicia social. El antiguo régimen nos robó, pero vivíamos bien”, añadió.
Mientras la mayoría de los manifestantes protestaban de manera pacífica en Tahrir, decenas de jóvenes se enfrentaron a la policía antidisturbios en la aledaña calle de Al Sheij Raihan, que une la plaza con las dos cámaras del Parlamento.
Los grupos juveniles intentaron destruir el bloque de hormigón levantado por las autoridades en esa calle, lo que causó choques en los que manifestantes y policías emplearon piedras y gases lacrimógenos.
Las fuerzas policiales intensificaron las medidas de seguridad en torno al Ministerio del Interior, la sede del Gobierno, y las dos cámaras del Parlamento, para lo que desplegaron más de 50 vehículos de la Seguridad Central.


El Cairo/EFE


 

 






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.