Disturbios regresan a Francia
Enviar
Disturbios regresan a Francia

París
EFE

Al menos treinta policías heridos, tres de ellos graves, es el resultado de los nuevos disturbios registrados ayer en diferentes barriadas de las afueras de París, entre ellas Villiers-le-Bel, donde la noche del domingo reinó la violencia tras la muerte de dos adolescentes en una colisión de su mini-moto contra un coche policial.
El conflicto salpicó anoche a media docena de barriadas vecinas a París, Cergy, Goussainville, Sarcelles, Garges-lès-Gonesse y Ermont, donde se incendiaron más de una treintena de vehículos, entre ellos un camión y un autobús, y cinco edificios, entre ellos un gimnasio y la biblioteca de Villiers-le-Bel, completamente calcinada, según France-Info.
A las doce de la noche parecía reinar una cierta calma en las barriadas en conflicto, que tuvo su momento mas tenso entre las nueve y las diez de la noche, protagonizado por pequeños grupos con gran capacidad de movimiento.
Los jóvenes “se lanzaban literalmente” contra los agentes de la policía antidisturbios, armados con adoquines, cocteles molotov y otros proyectiles y protegidos con las papeleras urbanas, subrayó la emisora
Los incidentes comenzaron hacia las 18.30 GMT, cuando decenas de jóvenes encapuchados comenzaron a lanzar proyectiles diversos contra los Cuerpos Republicanos de Seguridad y policías en Villiers-le-Bel, al norte de la capital francesa, a unos doscientos metros del lugar donde anoche murieron los dos jóvenes.
La reanudación de los disturbios se produjo esta noche pese a los llamamientos a la calma lanzados por las autoridades y por los propios familiares de los dos muchachos, Moushin y Larami, de 15 y 16 años respectivamente.
Las fuerzas del orden respondieron con gases lacrimógenos y “flashballs” (pelotas de goma), según medios locales presentes en el barrio.
Los incidentes de esta noche tampoco pudieron evitarse pese a que los primeros elementos de la investigación, según la Fiscalía, confirmaran la versión de los policías de que no tuvieron ninguna responsabilidad en la colisión ayer con la moto en Villiers-Le-Bel, a unos 20 kilómetros de París.
Ante el temor de más violencia esta noche, las autoridades habían desplegado a unos 160 agentes antidisturbios (CRS) en Villiers-Le-Bel para reforzar a los policías locales, informó la Prefectura.

Ver comentarios