Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



GLOBAL


Disqueras chilenas abren tienda virtual

| Martes 23 junio, 2009



Disqueras chilenas abren tienda virtual

Santiago de Chile
EFE

La industria chilena de la música abrió el mercado a la distribución por Internet mediante la firma de un acuerdo de Mimix.cl, la primera tienda virtual del país, con las discográficas y las sociedades de defensa de los derechos de autor, informaron las partes involucradas.
El convenio permitirá acceder a un catálogo de más de 2 mil canciones, con hasta un 60% de descuento en comparación con el precio de los CDs en formato físico.
“Hace mucho tiempo existía un interés mutuo por subir el material a la web, por lo que la firma del acuerdo representa un gran avance para la industria de la música chilena”, aseguró a Efe Carlos Salazar, gerente de producción de Sello Azul.
Esta discográfica local se verá beneficiada con el pacto al poder distribuir por primera vez en Internet su catálogo de más 200 discos.
Según el diario El Mercurio, los precios de las canciones fluctuarán entre 490 y 590 pesos chilenos ($0,9 y $1,1) y 4.900 y 5.900 pesos ($9 y $11) por disco.
Esta nueva forma de comprar música promete terminar con las fronteras de distribución física, al “sobrepasar las clásicas barreras de distribución nacional que se levantan entre los músicos y el público”, dijo Salazar.
Juan Cristóbal Ibieta, ejecutivo de Mimix.cl, explicó a El Mercurio que los beneficios para los usuarios del portal serán principalmente la alta calidad técnica.
“Entre las ventajas de la música digitalizada de Mimix destacan su alta definición, un servicio libre de virus, rapidez de descarga y la posibilidad de grabar en cualquier formato, las veces que uno quiera y sin los saltos típicos de los archivos compartidos ilegalmente”, aseguró Ibieta.
Se espera que esta modalidad de consumo de música, ampliamente utilizada en Estados Unidos y Europa, permita enfrentar la intensa piratería que existe en Chile.
Según el último informe dado a conocer por la Alianza Internacional de Propiedad Intelectual, el país suramericano se encuentra por tercer año consecutivo en la “lista roja” de la piratería al provocar pérdidas a la industria estadounidense por $132 millones por esta práctica.