Enviar
OMC convocaría a países en diciembre para buscar una solución “definitiva” al tema
Disputa bananera espera su fin

• Expertos la consideran una clara oportunidad para dar gran paso hacia liberalización del comercio

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El añejo diferendo entre los países productores de banano de Latinoamérica y la Unión Europea, podría verse encaminado hacia su resolución, este mismo año.
Lo anterior podría darse en el marco de una reunión ministerial en la Organización Mundial de Comercio (OMC) en los próximos días, para terminar la discusión de más de siete años, denominada Ronda Doha.
Esto fue confirmado por miembros de la representación costarricense en Ginebra.
La cita estaría enfocada a resolver diferendos en las polémicas áreas de industria y agricultura, que mantienen frenado el finiquito de la negociación que arrancó en 2001 en la capital qatarí, dirigido a la liberalización mundial del comercio.
La información trascendió después de que los representantes del Green Room —un grupo de 20 naciones dentro de los que figura Costa Rica— se reunieran ayer con Pascal Lamy, Director General de la OMC, quien sostuvo que “si las negociaciones siguen progresando como en las últimas dos semanas, estaremos convocando a los ministros de Comercio a Ginebra, a una reunión”.
La última cita que atendieron los jerarcas de comercio de los países miembros de la OMC, parecía haber deparado una histórica finalización de la disputa, de no haber sido por el anuncio de último momento por parte de la UE, dejando sin efecto un compromiso adquirido.
A lo anterior se suma una inclinación de la Comisión Europea hacia concesiones en el régimen de las importaciones de banano de los países de Centroamérica, en el marco de un acuerdo de asociación.
Esto ha sido tema de conversaciones bilaterales privadas, en las cuales se han planteado como probables opciones una baja sustancial (incluso por debajo de los 100 euros) del arancel vigente para ese producto, o bien la aprobación negociada de cuotas de exportación para cada país.
La última opción es la que desde al menos 14 meses puso sobre la mesa el sector bananero costarricense.
Las negociaciones entre la UE y Centroamérica afectan a Costa Rica, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Panamá.
Recientemente se conoció información relacionada a la iniciativa de la propia comisión, en la que se afirmó que “en el contexto de las negociaciones que la UE mantiene con el bloque centroamericano para un Acuerdo de Asociación, se han discutido los parámetros de posibles concesiones respecto a los aranceles a las importaciones de bananos".
A la salida de una reunión efectuada en Bruselas, el fin de semana recién pasado, los embajadores de países de Africa, Caribe y Pacífico (ACP), manifestaron que “Bruselas planea rebajar el gravamen actual de 176 euros por tonelada hasta situarlo en 95 euros en un plazo de diez años, en el caso de las partidas procedentes de los estados de Centroamérica”.
Las buenas noticias podrían funcionar como alivio al peso que hoy cargan los productores bananeros nacionales, después de que durante la semana pasada sus plantaciones fueran golpeadas por la peor crecida en 40 años.
“Este tipo de nuevas son las que necesitamos escuchar; el sector apenas si ha podido valorar los efectos del temporal que finalmente cedió. Confiamos en que nuestros representantes en Ginebra y Bruselas, harán el mejor trabajo”, sostuvo Luis Umaña, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Productores Independientes de Banano (Anaproban).
Ver comentarios