Enviar

El que la delincuencia haya mostrado disminución durante 2010 es una buena noticia que debemos destacar

Disminuyó la delincuencia

Puesto que la inseguridad se ha mantenido durante los últimos cinco años como la principal preocupación nacional, como lo muestran las mediciones realizadas por la empresa CID Gallup para LA REPUBLICA, el que la delincuencia haya mostrado disminución durante 2010 es una buena noticia que debemos destacar.
Lo señala una nota de este medio hoy. Los homicidios, asaltos y robos disminuyeron el año pasado. Después de cinco años de incremento casi constante de los principales delitos, 2010 cerró con un giro positivo, reporta el Organismo de Investigación Judicial. La única excepción fueron las violaciones.
Es de suma importancia tratar de definir factores y medidas que incidieron para que lo anterior sucediera. En este sentido, una de las causas que pueden explicar el cambio es el crecimiento del presupuesto para Seguridad, que aumentó entre 2009 y 2011 de ¢100 mil millones a ¢157 mil millones.
Este incremento se destinó a más efectivos en la Fuerza Pública y mayor cantidad de recursos para la misma, es decir, más dinero invertido en labor represiva.
Pero el otro aspecto importante que marcó el cambio fue el impulso dado a las actividades de carácter preventivo.
Y en este espacio lo hemos manifestado en diversas oportunidades. El mal debe atacarse en forma integral. Como acciones a corto plazo, es indispensable tener más policías reprimiendo delincuentes.
Pero simultáneamente se deben implementar las medidas que produzcan cambios en la sociedad, de modo que cada vez menos personas adopten el delito como forma de vida. Estas medidas dan sus mejores frutos a mediano y largo plazo; pero son las que pueden garantizar la permanencia del cambio de una sociedad violenta y con aumento constante de la criminalidad a una productiva y que progrese con equidad.
Los créditos a este último tipo de medidas, dirigidas a brindar oportunidad de acceso a la educación, a la salud y al empleo digno a todos los habitantes, y que produce excelentes cambios en el tejido social, deben otorgarse luego a varios gobiernos sucesivos. Pero son esas las acciones que pueden reconstruir a la Costa Rica de paz y prosperidad que todos queremos.
La buena noticia de una disminución en la criminalidad que hoy podemos dar, es un buen estímulo para redoblar esfuerzos. Es un buen indicio del camino a seguir.

Ver comentarios