Diputados temen designación automática de nuevo jerarca de Aresep
"El Gobierno propone un silencio positivo para nombrar al nuevo regulador general y eso nos parece una forma de hacer política que afecta el debate", dijo Mario Redondo, diputado de Alianza Demócrata Cristiana. Archivo/LA REPÚBLICA
Enviar

Desde ayer el Congreso se convirtió en un hervidero entre partidos opuestos, por la eventual designación automática de Rodrigo Jiménez, como nuevo jerarca de la Aresep este jueves.
Para algunos legisladores del PLN y el Frente Amplio, el Gobierno ha querido forzar el nombramiento de Jiménez sin mayor debate, mientras que la bancada oficialista niega cualquier “estrategia” y defiende su posición de no votar la designación, con el objetivo de hacer un debate interno sobre la idoneidad del candidato que propuso el Gobierno.
La molestia de algunos legisladores se debe a que la ley de la Aresep, establece que si el Congreso no se pronuncia antes de la finalización del plazo otorgado por la ley, que vence este jueves, el candidato propuesto por el Gobierno se ratifica sin importar si existen dudas o críticas por parte de los legisladores o algunos sectores.
Jiménez enfrenta una lluvia de críticas por su supuesta cercanía con el ICE, institución a la que tendría que fijar las tarifas de energía eléctrica y telecomunicaciones, en caso de ser nombrado.
El supuesto conflicto de intereses se debe a que el único aspirante al cargo fue funcionario de dicha institución durante los últimos 15 años y desde 2012, goza de un permiso sin goce de salario para ocupar otro cargo en la función pública.
“A mí la verdad me genera muchas dudas la idoneidad del señor Jiménez por su relación con el ICE. Debido a su ligamen profesional durante tantos años, no es extraño que él se sienta comprometido en algún momento para favorecer a esa institución. Esto es algo que tenemos que debatir a fondo, no podemos permitir una designación automática”, dijo Gerardo Vargas, diputado del PUSC.
Hace casi un mes Luis Guillermo Solís, presidente de la República, recomendó a Jiménez para el cargo; sin embargo, el receso de siete días que disfrutaron los legisladores por la Semana Santa afectó los plazos de debate sobre la idoneidad del candidato.
Para algunos legisladores, el Gobierno dio a conocer su aspirante con muy poco tiempo para debatir, con el objetivo de forzar un nombramiento automático.
“El receso de Semana Santa redujo a la mitad los días de análisis del candidato, lo que demuestra una vez más la manera tan sui géneris de manejar las relaciones con el Gobierno, que no quiere el escrutinio de la Asamblea y quieren nombrar a la brava, con mala fe”, dijo Rolando González, legislador del PLN.
En caso de que Jiménez sea rechazado, el presidente Solís tendrá que proponer a otra persona para reemplazar a Dennis Meléndez.
Mientras tanto, los legisladores de PAC descartan que vayan a forzar un nombramiento automático.
Su objetivo es que el tema se discuta ampliamente este jueves y se tome una decisión.
En principio, este miércoles no se podrá conocer el tema porque por reglamento la sesión se dedica a reformas constitucionales.

201604052037560.rec.jpg



Ver comentarios