Diputados: “Solo el nombre le cambiaron a la DIS”
El nombramiento más polémico que hizo el gobierno de Luis Guillermo Solís fue la incorporación de Mariano Figueres como director de la DIS. El funcionario defiende la actividad de su institución. Gerson Vargas/La República
Enviar

Continúan planes para cerrar institución o trasladar recursos

Diputados: “Solo el nombre le cambiaron a la DIS”

Oposición critica cambios planteados por Gobierno

Debido a que la propuesta del Gobierno no cambia el enfoque de policía política de la DIS, diputados de diversas fracciones reiteraron ayer su deseo de cerrar esa institución, o bien, trasladar sus recursos y operaciones al Ministerio de Seguridad Pública.

201410012344510.n33.jpg
El objetivo es evitar que el presidente de turno tenga una agencia de investigación a su servicio y la utilice para espiar a periodistas, políticos y funcionarios públicos.
Legisladores del PUSC, el PLN, el Movimiento Libertario y Alianza Demócrata Cristiana analizan todas las opciones sobre la mesa, para poner bajo vigilancia a la institución que dirige Mariano Figueres.
Esto, porque según ellos, el gobierno solo propuso un cambio de nombre.
“El señor Presidente primero dijo en campaña que iba a cerrar la DIS, ahora, ofreció reformarla para que no fuera más una policía política y ahora, nos ofrece únicamente un cambio de nombre. Bajo esa premisa, continuaremos con la intención de reducirle el presupuesto a esa institución, o bien, trasladar sus recursos o cerrarla. Tengo la ilusión de que se pueda hacer”, expresó Otto Guevara, jefe del Movimiento Libertario.
El martes el Gobierno remitió al Congreso una propuesta para reformar la DIS, la cual, supuestamente prohibiría a esa institución influir de manera ilegal en la situación política, social, institucional y económica del país, así como en la vida de las personas, los partidos políticos, los medios de comunicación u otros grupos organizados.
No obstante, en otros de sus artículos define como parte de la inteligencia del Estado, “el proceso sistemático de recolección, evaluación y análisis de información” y al mismo tiempo, garantiza esta labor por medio de “toda actividad necesaria para garantizar su objetivo”, lo cual, se interpreta por algunos como un portillo abierto para escuchas telefónicas ilegales, seguimientos o “hackeo” de computadoras y correos electrónicos.
El proyecto también transformaría la DIS en la Dirección de Inteligencia Estratégica Nacional.
En ese sentido, Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana, insistió en la necesidad de no postergar el tema.
“Antes de quitarle el presupuesto para el otro año y forzar un cierre técnico, creo que lo mejor es plantear un proyecto de ley que resuelva esta situación de una vez por todas, ya sea eliminando la DIS o trasladando sus recursos. Al convertirla en un cuerpo de policía política al servicio de Casa Presidencial, con un régimen especial y autonomía, estaríamos dándole mayor peso a la DIS”, concluyó Redondo.
Para 2015, el Gobierno presupuestó cerca de ¢4.600 millones para la DIS, los cuales podrían ser recortados por los legisladores.
En ese sentido, la bancada del PLN analiza todas las opciones y aún no ha tomado una decisión sobre cómo procederán.
La decisión de los legisladores de cerrar la DIS, ha sido motivo de disputa entre los congresistas y el presidente Luis Guillermo Solís, quien en diversas ocasiones ha pedido responsabilidad, al considerar que el cierre de esa institución generaría inseguridad para el Estado.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios