Diputados exigen vías aledañas en ruta a San Ramón
Se calcula que la construcción de la nueva ruta a San Ramón costaría entre unos $400 millones y $500 millones, con las vías adicionales, el monto aumentaría unos $200 millones, estiman legisladores. Gerson Vargas/La República
Enviar

PUSC y PLN pujan para incluir obras adicionales en fideicomiso

Diputados exigen vías aledañas en ruta a San Ramón

Conexiones en Río Frío, Sarchí, Naranjo y Heredia tendrían peajes propios y no encarecerían obra principal

Al considerar que la ventana de oportunidad para construir una nueva carretera a San Ramón es única, diputados del PLN y del PUSC quieren obligar al Gobierno a construir cuatro vías adicionales en ese proyecto de infraestructura.

201411102322490.n22.jpg
Aunque en principio las conexiones en Río Frío, Sarchí, Naranjo y Heredia se incluyeron como opcionales para el Poder Ejecutivo, ahora los legisladores de esos partidos consideran que toda ruta nacional debe edificarse con “visión”, más aún cuando se desarrollará por medio de un fideicomiso.
El temor es que esas vías aledañas que hoy son opcionales, no sean construidas por el Gobierno por falta de viabilidad política o excesiva burocracia, explicó Humberto Vargas, diputado del PUSC.
Ante ese panorama, Vargas y otros congresistas pretenden mocionar para que dichos entronques se incluyan obligatoriamente en el proyecto de ley que fue dictaminado hace un mes, y que ahora será discutido en su etapa final por el Plenario o por una comisión plenaria.
“No debemos tener una visión de corto plazo, sino que debemos planificar a mediano y largo plazo, muchos de los rezagos que hoy tenemos en infraestructura se deben a que en determinados momentos no planificamos bien”, indicó Ronny Monge, diputado del PLN.
Desde que el plan fue dictaminado hace un mes por la comisión de económicos, la polémica ha rodeado al proyecto, pues el Gobierno y algunos diputados temen que las vías adicionales encarezcan la obra principal y por tanto, se vuelva inviable.
Ese es el caso de Otto Guevara, del Movimiento Libertario, quien considera que no se debe mezclar la ruta principal con otras vías.
“En las conversaciones y negociaciones con el Gobierno, quedamos que, para no atrasar la construcción de la columna vertebral, estas rutas quedarían a la espera”, comentó Guevara.
Sin embargo, los defensores de las vías adicionales, niegan que estas rutas vengan a aumentar el precio de la obra principal, pues al haberse planeado en dos fases, cada una se financiará por separado.
Esto significa que cada uno de los entronques tendría su propia caseta de peaje ajena a la carretera principal.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios