Diputados eludieron proyectos polémicos
Afirmando que el PAC fue una fracción constructiva y propositiva, Carmen Muñoz, jefa de fracción de ese partido, criticó a los otros legisladores por usar cálculos “político-electoreros” para bloquear proyectos importantes. Archivo/La República
Enviar

FIV, sociedades de convivencia y ley de recurso hídrico pendientes

Diputados eludieron proyectos polémicos

Urgen reformas al reglamento legislativo

Boicotear la discusión y votación de la ley para regular la fertilización in vitro (FIV), así como bloquear con mociones el proyecto de sociedades de convivencia, fueron parte de las acciones que marcan una Asamblea Legislativa más preocupada por salir a vacaciones que por legislar en temas polémicos.

201312301744160.n44.jpg
Por tratarse de año preelectoral, los diputados enfilan parte de sus energías a las campañas políticas de sus partidos, complicando aún más la aprobación de proyectos que polarizan la Asamblea.
En el caso del proyecto de FIV, los cientos de mociones interpuestos por Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional, así como el bloqueo del ala más conservadora del Congreso, impidieron el avance de un proyecto que debía votarse este mes, debido a una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Ahora, el país se expone a sanciones por parte de la Corte y a la demanda interpuesta por Boris Molina, abogado representante de las parejas afectadas.
“Es muy lamentable, pero los cálculos político electoreros del oficialismo y sus aliados impidieron que iniciativas tan importantes se resolvieran este año, como banca para el desarrollo, elección del defensor, capitales golondrina, FIV, recurso hídrico y Reforma Procesal Laboral”, comentó Carmen Muñoz, jefa de fracción del PAC.
La situación ha venido igual para las iniciativas de legalización de uniones gais. Una división en cada una de las fracciones en cuanto a este tema, así como la fuerte oposición y lluvia de mociones de Justo Orozco, de Renovación Costarricense, así como de Avendaño, han dificultado cualquier intento de discutir el proyecto.
El malestar de la población se ha visto traducido en la recolección de firmas para un nuevo proyecto de matrimonio igualitario, el cual entraría por el mecanismo de iniciativa popular.
No obstante, el actual reglamento legislativo brindaría las herramientas a los diputados opositores para engavetar este proyecto, por lo que urge legislar por un cambio de reglas en el Congreso y así agilizar la votación de proyectos y los tiempos en el Plenario.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios