Enviar
Coalición de 39 legisladores del PLN, PUSC y el ML impulsa férreamente un incremento salarial del 60% para sus bolsillos
Diputados desafía la austeridad
Alza representa una partida de unos ¢85 millones al mes, que deben ser sufragados por el presupuesto nacional
PAC y Frente Amplio son las únicas fracciones en contra del ajuste, los dos legisladores evangélicos y los cuatro del PASE aún no definen posición

Por un lado Laura Chinchilla, presidenta de la República y Fernando Herrero, ministro de Hacienda, suplican por la austeridad en el sector público para hacerle frente a un déficit fiscal grande que podría convertirse en un problema más serio si no se atiende de manera responsable.
Por otro lado, y pese a estas advertencias, una coalición de 39 diputados integrada por los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC) y Movimiento Libertario (ML) pretende aumentar su salario en un 60%, dando señales equivocadas de austeridad al resto del sector público y además desafiando la necesidad de apretar la faja en el gasto, manifestada por Herrero.
Este aumento salarial representaría un egreso de unos ¢85 millones al mes que deben ser sufragados por el presupuesto nacional y para lo cual no hay un incremento en la recaudación de impuestos o de la economía que provea los fondos para hacerle frente. A pesar de ser concientes de ello, el plan de alza ocupa un lugar preferencial en la agenda de los legisladores.
“Lo justo para mí quizá no es lo justo para usted, se trata de equiparar los salarios en el sector público. Actualmente la contralora general ostenta un salario mayor que el de los diputados, y la Contraloría es un órgano subalterno al Congreso”, defendió Walter Céspedes, jefe de fracción del PUSC, quien es identificado por el resto de los jefes de fracción como el que “resucitó el proyecto” de ajuste salarial la semana anterior.
Para este tema esta coalición logró ponerse de acuerdo en tiempo récord, no hubo conflictos, tampoco fueron necesarios los espacios “para meditar”.
A pesar de que aún no se deposita en sus cuentas su primer pago quincenal, los 39 legisladores que conforman este bloque pretenden que sus billeteras pasen de percibir ¢2,5 millones a ¢4 millones al mes.
Pero además de aumentarse el sueldo, los recién llegados “Padres de la Patria” quieren que también se elimine la norma que distribuye los litros de combustible, para que ese monto (¢314 mil si se trata de gasolina súper) sea integrado a la percepción mensual de cada uno.
“Con base en las resoluciones de la Sala Constitucional sobre la igualdad de poderes, se tiene ese derecho. Consideramos que no será legislar en beneficio propio, pues al no tener la Asamblea un órgano superior, la única forma de modificarlo es hacerlo nosotros mismos”, apuntó Viviana Martín, jefa de fracción del PLN.
De igual modo, los libertarios destacaron que el monto percibido mensualmente “no se ajusta a la investidura de diputado” y que es difícil entender que la jerarca de la Contraloría, órgano auxiliar de la Asamblea, gane mucho más.
“Qué diferencia hay con el Poder Judicial, cuando los magistrados incluso son nombrados por los diputados”, manifestó Danilo Cubero, jefe de fracción del ML.
Por su parte Acción Ciudadana (PAC) y el Frente Amplio censuraron las intenciones de sus compañeros.
“Vamos a rechazar este proyecto, nos parece inconveniente estar haciendo estos cálculos a cuatro días de haber asumido nuestras funciones, además creemos que el país se encuentra en una situación fiscal muy difícil y aprobar este plan no es ser congruentes con la necesidad de zocarnos la faja”, dijo Jeannette Ruiz, subjefa del PAC.
José María Villalta, jefe del Frente Amplio, acotó que es una señal equivocada aumentar el salario de los congresistas recién iniciada la labor, y que menos aún se puede hacer cuando hay sectores que ni siquiera ganan el salario mínimo.
Este proyecto lo dejaron planteado en la corriente legislativa los anteriores diputados, la nueva legislatura pretende colocarlo en la agenda del Plenario para concretar el aumento.
Hasta el momento los legisladores de Accesibilidad sin Exclusión, Renovación Costarricense y Restauración Nacional no se han pronunciado sobre si respaldarán o no este ajuste, sin embargo, ya con los votos de los liberacionistas, socialcristianos y libertarios se lograría concretar, pues juntos suman 39 y lo que se requieren son 38 votos, por tratarse de temas concernientes a la hacienda pública.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios