Dinero extranjero financiaría déficit
Enviar


RESUMEN EJECUTIVO
Evitar un alza en las tasas de interés en colones, al aprovechar varias fuentes internacionales para financiar el déficit, es una estrategia que el Gobierno está analizando.
Una opción es la de vender los bonos de deuda interna a un comprador externo, que sería cualquier institución financiera, y hasta el Gobierno chino.


Otra sería colocar deuda en el mercado bursátil centroamericano.
Ninguna de estas medidas necesitaría la aprobación de la Asamblea, ya que los bonos se venderían en el mercado local.
De prosperar esta estrategia, sería posible evitar un alza en las tasas en colones de hasta dos puntos, lo que sucedería si se buscaran los fondos en el mercado interno.


Habría poca presión en las tasas de interés en colones, si prosperara alguna de las alternativas de obtener recursos extranjeros para financiar el déficit, que el Gobierno está analizando, de acuerdo con el plan de endeudamiento de Hacienda presentado hace diez días.
Una opción es invitar a compradores extranjeros —sea una institución financiera y hasta el Gobierno chino— a comprar los bonos en el mercado local, normalmente en dólares.
En cuanto a las financieras, cualquiera podría comprar los bonos, y luego venderlos a sus clientes, mediante un instrumento propio, conocido como Global Depositary Note.
Exigirían una tasa mayor a la que sería pagadera, si se tratara de una venta en el extranjero, ya que los dólares son caros aquí, dados los costos de intermediación y mantenimiento de reservas, entre otros.
Sin embargo, la diferencia entre las tasas no sería significativa, mientras varias instituciones extranjeras —incluidas Deutsche Bank, HSBC, JP Morgan y Citi— han mostrado interés en adquirir los bonos costarricenses.
China también está interesado en comprar los bonos, según lo que indica el gobierno.
La tasa en este caso podría ser especialmente favorable, a cambio de la expectativa de que Costa Rica en un momento dado, apoyara a China en algún foro internacional.
El Banco de China compró $300 millones de deuda interna costarricense en 2008, tras el reconocimiento diplomático del régimen de Pekín de parte del gobierno de Óscar Arias.
Otro mecanismo consistiría en aprovechar los mercados bursátiles de El Salvador y Panamá para colocar los bonos emitidos en Costa Rica.
El ICE, Recope, y varios fideicomisos, así como los fondos de inversión costarricenses, ya han vendido títulos valores de esta forma.
Costa Rica, en teoría, podría colocar los bonos en cualquier mercado de valores del mundo; no obstante, las normas exigidas para registrar una emisión en las grandes bolsas tienden a ser extensas.
La aprobación legislativa no sería necesaria para estas opciones de financiamiento, ya que los bonos se ofrecerían en el mercado local
La Asamblea parece tener poco interés en permitir la colocación de la deuda en los mercados externos, como sucedió con los $4 mil millones de eurobonos emitidos, tras una ley promulgada en 2012.
De prosperar cualquiera de estas opciones, sería posible evitar un alza en las tasas en colones de hasta dos puntos, lo que sucedería si se buscaran los fondos en el mercado interno, algo incluso que ha sucedido de acuerdo con los resultados de las subastas de este año.

201603132215050.recuadro-18-19-1.gif
201603132215050.recuadro-18-19-2.gif


Ver comentarios