Enviar
Dime que te diré…

Luis Rojas
[email protected]


Anuncios de romper relaciones y fuertes acusaciones y frases subidas de tono fueron las que se lanzaron ayer dirigentes alajuelenses y saprissistas en torno a la decisión morada de querer que se realizara el partido.
Mientras que en muchas partes del país la gente corría para salvar algo de sus viviendas y hasta sus vidas, en el Morera Soto, el dirigente saprissista alegaba que el partido era realizable, o que si no lo pasaran para el martes, y los del Alajuelense despotricaban en contra del iluso dirigente morado.
Rafael Alfaro, presidente alajuelense, presionado por la prensa dejó a un lado la mesura que se le conoce y se puso a decir frases fuertes: “en este país manda Medford”, “les hicimos un favor y nos contestaron con una pachotada”.
El dirigente aseguró que “no se necesita ser inteligente, solo tener un poco de sentido común” para saber lo que había que hacer ayer.
Por su parte, el vicepresidente manudo, Jorge Hidalgo, señaló que las relaciones con el Saprissa quedaban en su mínima expresión. “Ellos han mostrado una actitud que no corresponde al fair play (…) y si no podemos conversar de buena fe, para qué lo vamos a hacer”.
No fue posible obtener las declaraciones del vicepresidente de Saprissa, Mariano Varela, porque fue imposible acceder hasta el dirigente luego de la reunión improvisada del comité de competición, en el Morera Soto, aunque se supo que la posición que defendió en dicha cita era que el partido se pasara entonces para el martes, debido a que según los pronósticos, la lluvia iba a permanecer hasta el domingo.




Medford bravísimo

El técnico de la selección, Hernán Medford, se mostró muy enojado por las palabras del presidente alajuelense Rafael Alfaro, de que “aquí el que manda es Medford”.
En entrevista a Columbia Deportiva el estratega dijo lo siguiente:

“Qué tengo que ver con que llueva, tengo que ser negro para que me echen la culpa de todo”.

“Esta situación no es culpa de Alajuela, de Saprissa ni mía, aquí no hay nada que hacer”.

“Yo había dicho antes que incluso era peligroso jugar así; simplemente me senté a ver si había partido y ese señor empezó a decir cosas. El país está pasando cosas peores por qué preocuparse”.

“No me estreso, el lunes veremos qué hacer. Lo que tengo que asegurarme es que todos lleguen bien para el 14 de junio contra Granada y ese día no le voy a echar la bronca al señor de la Liga ni a nadie, porque eso es responsabilidad mía”.
Ver comentarios