Logo La República

Jueves, 27 de junio de 2019



TECNOLIFE


Tecnolife

Digitalización de Costa Rica, un asunto de Estado

Redacción La República [email protected] | Viernes 17 mayo, 2019

Telecomunicaciones
Shutterstock/La República


Este 17 de mayo se celebra el Día mundial de las telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. Se cumplen 50 años del establecimiento de esta fecha por Naciones Unidas, que procura generar reflexión sobre las posibilidades que ofrecen las TIC para mejorar nuestras sociedades y el desarrollo económico de los países. El avance en este medio siglo es notorio, en el mundo más del 50% de la población hace uso de Internet, y la transformación digital que es impulsada por esta conectividad es un fenómeno sin fronteras. Los países con una adecuada estrategia digital transformarán sus sociedades de forma positiva y multiplicarán las oportunidades de sus ciudadanos.

Hoy, Costa Rica ocupa lugares de privilegio en conectividad. En 2017 se contaba con una penetración de 97,6 conexiones a Banda Ancha móvil por cada 100 habitantes y 68,6 de Banda Ancha fija por cada 100 hogares. Sin embargo, el propósito de la celebración no solo es destacar los logros, sino reflexionar sobre los retos que tenemos por delante para potenciar en el país el uso productivo de esta conectividad, instalar los incentivos correctos para una inversión sostenida por parte de los operadores de telecomunicaciones y que los habitantes puedan disfrutar de una sociedad digital segura, eficiente y productiva.

La Estrategia de Transformación Digital hacia la Costa Rica del Bicentenario 4.0. prioriza en su eje ‘Costa Rica conectada’, la ejecución de la normativa del Plan de acción de Infraestructura de Telecomunicaciones, la gestión de espectro radioeléctrico, la articulación del trabajo de las instituciones que conforman la Comisión de Infraestructura y la Comisión de banda ancha y el desarrollo de la infraestructura vial de la mano con el desarrollo de las TIC, lo cual permite asegurar que la instalación de infraestructura de telecomunicaciones tiene la relevancia estratégica para que sea un asunto de Estado, donde se generen compromisos y acciones concretas de los involucrados, lo cual es congruente con los objetivos de lograr la transformación digital del país.

Sin embargo, el desarrollo de infraestructura de redes es un proceso de alta complejidad administrativa. Existen, en grandes números, 17 leyes que establecen obligaciones a 13 instituciones (visualizando el sector municipal como una sola dependencia y no 82 como efectivamente lo es) lo cual atomiza, retrasa y encarece el despliegue de la infraestructura digital. Los esfuerzos de las autoridades del sector han sido muchos, pero la sensibilización, convencimiento y trabajo activo de otras organizaciones no llegan al mismo nivel. En promedio se invierten 150 días para obtener los permisos de un sitio de la red móvil, pero hay permisos que han estado 300 días en trámite y al final se recibe un rechazo. Los accesos a postería varían entre 6 y 89 días para la viabilidad de la instalación de fibra óptica, eso se hace aún más crítico si se considera la inexistencia de ductos para la instalación subterránea de los cableados, salvo en contadas excepciones en cabeceras de provincia.

La línea estratégica del desarrollo de Infraestructura vial de la mano con el desarrollo de telecomunicaciones es no solo oportuno, sino indispensable, pues la instalación de ductos de telecomunicaciones en las obras de infraestructura permite generar redes más seguras y resilientes para las fibras de transporte, que traen y llevan la indispensable capacidad internacional de Internet, (es decir lo que permite conectarse con industrias, aplicaciones y soluciones en otros países) asimismo estos ductos permitirían establecer acometidas para que las fibras mejoren su capilaridad hacia las poblaciones en las cercanías de estas autopistas. La instalación de ductería durante la construcción o mantenimiento profundo de las carreteras representa un costo marginal con relación al costo total del proceso constructivo, sin embargo, la sola instalación de esta ductería en procesos separados es sumamente onerosa y muy invasiva para la circulación vial.

Por otra parte, las autoridades municipales son actores de primera línea en el desarrollo digital de sus cantones, por lo que estas preocupaciones por el bienestar de sus habitantes deben traducirse en el establecimiento de marcos normativos en esta materia consistentes, coherentes y eficientes, que maximicen el uso de los espacios públicos para las instalaciones de infraestructura, a costos muy razonables o bien sin costo, esta última estrategia ya implementada en otros países latinoamericanos.

Esta relevancia estratégica cierra el ciclo con un uso eficiente de espectro radioeléctrico, donde debe prevalecer la visión de futuro y consecuentemente una planificación y calendarización ajustada de la puesta a disposición del espectro, lo que permitirá preparar las redes para las demandas de ancho de banda de la nueva economía. La celebración del día de la Internet necesariamente debe pasar por instalar en la agenda nacional un diálogo amplio entre las múltiples partes interesadas para que las soluciones hoy habiliten las redes del futuro cercano para el beneficio de la sociedad costarricense, fortalecer el crecimiento económico, y multiplicar las oportunidades para todos.

Maryleana Méndez

Experta de ASIET en Regulación de Telecomunicaciones

Ex miembra del Consejo de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel)