Difícil saber costos de cierre de reactores nucleares
Cuanto más tiempo lleve el proyecto de desmantelamiento nuclear, más caro será, dijo uno de los analista, sobre cierres como el de Fukushima. Bloomberg/La República
Enviar

Difícil saber costos de cierre de reactores nucleares

Las empresas nucleares de electricidad que fueron foco de atención después de las fusiones de Fukushima ordenaron cerrar 20 reactores, el nivel más alto en un período de tres años desde la secuela de Chernobyl, endosando a la industria la posible cifra de $26 mil millones en costos.
EON SE y RWE AG encabezan el proyecto más grande de desmantelamiento de empresas europeas de servicios eléctricos en la historia, un esfuerzo destinado a demoler 12 reactores en Alemania a lo largo de dos decenios.


Edison International dijo el 7 de junio que nunca volverá a poner en marcha su Estación Generadora San Onofre de dos unidades desactivada en las afueras de Los Angeles, lo que lleva a un récord de cuatro el número de reactores estadounidenses cerrados en forma permanente.
La industria global de empresas de servicios eléctricos enfrenta su prueba más difícil en tanto debe probar que se ahorró suficiente dinero para los cierres, después de haber obtenido numerosas facilidades para financiamiento de costos no presupuestados en la construcción de centrales atómicas.
Puede verse una moraleja con las instalaciones que son propiedad del Estado.
En Gran Bretaña, donde los contribuyentes están obligados a retirar siete reactores y estaciones de reprocesamiento de combustible del complejo Sellafield en el Mar de Irlanda durante los próximos 100 años, el gobierno del Reino Unido duplicó este año su estimación del trabajo hasta $106 mil millones.
“Hay muchas versiones sobre cuánto cuestan estos proyectos, pero solamente las empresas de servicios pueden dar una estimación exacta”, dijo Sascha Gentes, profesor del Instituto de Tecnología Karlsruhe especializado en cierres atómicos. “Cuanto más tiempo lleve el proyecto de desmantelamiento nuclear, más caro será”.
En tanto China e India encabezan la construcción de reactores en el mundo, con 35 en marcha, Occidente está destruyendo más de los que erige –con sólo 11 reactores en construcción en el continente americano y Europa sin incluir a Rusia, según datos de la Asociación Nuclear Mundial.
Después del accidente de Chernobyl en 1986, el número de cierres globales aumentó, alcanzando 23 en el período 1990-1992, la mayoría de éstos todavía en diferentes etapas de un desmantelamiento a lo largo de varios decenios.
Los analistas no tienen en general suficientes datos como para producir estimaciones de costos independientes por los cierres, según Daniel Seidenspinner, analista de B. Metzler Seel Sohn Co.
“Desmantelar reactores que funcionaron durante tanto tiempo es un territorio inexplorado, de modo que es muy difícil, aun para las empresas de electricidad, saber cuánto costarán estos proyectos y cuánto tiempo llevarán”, dijo Seidenspinner por teléfono desde Fráncfort el 7 de junio. “Esto puede constituir un riesgo agregado para las empresas de servicios eléctricos”.
EON y RWE estiman que los proyectos individuales podrían costar incluso entre 750 millones de euros y 1.000 millones de euros (entre $1.000 millones y $1.300 millones), negándose a revelar los gastos correspondientes a algunos en marcha en respuestas a preguntas por escrito.
A ese ritmo, el costo total del cierre de las 20 centrales para el sector podría ascender a $26 mil millones.

Bloomberg


Ver comentarios