Enviar
Diez claves del Clásico
Iniesta y Messi geniales, y Cristiano para el olvido

Madrid. Para entender el clásico que ganó el Barcelona 3-1, el sábado en el Bernabéu, valen estas diez claves.
Primero, el manual de Pep: Su capacidad para cambiar un plan establecido lo convierte en un privilegiado en el mundo de los banquillos. Innova siempre. Esta vez colocando a Alexis Sánchez, como falso nueve.
Segundo, Iniesta de diez puntos: Andrés nunca defrauda y menos ante el Real Madrid. Iniesta acelera y da pausa. En el uno contra uno, cuando se le necesita, desatasca el juego y “limpia” rivales con autoridad.
Tercero, un Ronaldo débil: No subió el nivel del equipo cuando más lo necesitaba. No participó ni fue determinante. No tuvo gol a pesar de contar con dos ocasiones claras y más allá de su eficacia, insistió en cobrar todas las faltas al borde del área sin ningún resultado y no les dio oportunidad a otros francotiradores de su equipo.
Cuarto, Messi grande: Leyó el partido con sobriedad. Encaró, dribló y buscó asociación con todos. Messi fue más “crack” que nunca y encontró el portillo para Alexis en el 1-1.
Quinto, fichajes: En Barcelona levantaron la mano Cesc Fábregas y Alexis. En el Real Madrid, no lucieron. Coentrao aportó poco, Sahin sigue lejos de su mejor momento. Varane y Altintop no son futbolistas importantes hasta la fecha.
Sexto, Iker y Benzema, lo mejor del Madrid: Karin Benzema le puso ardor guerrero. Tiene calidad y siempre dio la cara. Entretanto, Casillas paró lo que pudo. A los siete minutos, sacó una mano prodigiosa a Messi. Siempre comprometido.
Sétimo, Alexis, sorpresa: Excelente lectura del fútbol táctico de Pep Guardiola. No todos los extranjeros pueden interpretar el lenguaje Barça. Y Alexis lo ha entendido rápido.
Octavo, Puyol, capitán: No había tenido Carles Puyol actuaciones interesantes este año asediado por las lesiones. El sábado demostró que aún le sobran argumentos para fortalecer el ánimo defensivo del FC Barcelona. Ejerció de gran capitán una vez más en el Bernabéu.
Noveno, la atmósfera Madrid-Barça: El aficionado del Real Madrid encara cada clásico con el ímpetu y la necesidad de la reconquista. En el Bernabéu, en cambio, al FC Barcelona en los últimos años nunca le tiembla el pulso. El público del Real Madrid aguanta la posesión y el toque azulgrana con resignación, consciente de la enorme dificultad que supone derrotar al FC Barcelona.
Décimo, Cesc Fábregas, bueno: El Bernabéu se le da bien. Dos visitas, dos victorias. Ganó con el Arsenal y el sábado. Cesc juega con amigos y se nota en el campo.

Luis Villarejo
EFE
Ver comentarios