Enviar
Desecha plan gobierno para que haya dos operadores por ser menos conveniente
Diez años más para Riteve

Aumento de tarifas es inminente y será conocido por Aresep

Por diez años más, la empresa española Riteve seguirá haciéndose cargo de forma exclusiva de la inspección técnica vehicular.
A un mes para que finalice el contrato con esa compañía, Rodrigo Rivera, viceministro de Transportes, anunció la prórroga, aduciendo que es la mejor opción para Costa Rica.
Esto, a pesar de que a inicios de esta administración, el gobierno se planteó acabar con ese monopolio que ya lleva una década.
De acuerdo con la prórroga, al llegar 2022, el gobierno obtendrá todas las instalaciones y equipos de Riteve, cuyo valor ascenderá a por lo menos $25 millones, pues la empresa deberá hacer una inversión adicional de $10 millones.
En ese sentido, la idea es que ese plan de inversiones responda a los requerimientos de nuevas instalaciones de acuerdo con la demanda.
“La decisión que tomamos no se produce para favorecer a Riteve de ninguna forma, no es ilegal en ningún extremo. El hecho de que no haya más de un operador, no significa que hayamos fracasado, solo que escogimos lo más conveniente”, expresó Rivera.
La prórroga implica irremediablemente la promulgación de una fórmula de aumento en las tarifas por el servicio de revisión técnica, que será sometida a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), y no al Consejo de Transporte Público. Ese aspecto deberá decidirse a futuro.
Para extender el contrato, Rivera indicó que se tomó en consideración la continuidad en la prestación del servicio, pues sacarlo a licitación, “nos llevaría por lo menos tres años”.
Asimismo, se tomó en cuenta que al abrir el servicio a dos empresas, esto no significaría un rebajo en lo que se cobra actualmente, pues la norma vigente establece a los eventuales operadores la uniformidad de las tarifas.
La decisión adoptada por el Estado fue del agrado de la empresa; sin embargo, dejó claro que no necesariamente esté obligada a invertir $10 millones en esta segunda parte del contrato.
“Es un voto de confianza por el trabajo que ha realizado Riteve, sobre todo por la baja en los índices de accidentabilidad y por su impacto en el ambiente. Lo de la inversión a futuro, está por definirse; eso dependerá de las exigencias y la demanda, en ese sentido puede ser más”, indicó Fernando Mayorga, gerente general de Riteve.
La decisión de prorrogar el contrato, de seguro generará una fuerte oposición en el Congreso y en los talleres organizados.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios