Enviar
La poca inversión en la red es lo que más ha incidido en su deterioro
Diez causas alimentan huecos en las carreteras

“La red vial costarricense fue construida para otros tiempos”, afirma Rodolfo Méndez, ex ministro de Obras Públicas y Transportes

Danny Canales
[email protected]


La menuda inversión que ha recibido la red vial en los últimos años es la causa central de su mal estado.
Para poner el sistema de carreteras al día el país tiene necesidad de invertir al menos $500 millones anuales en una década, afirmó Rodolfo Méndez, ex ministro de Obras Públicas y Transportes.
El ex jerarca fue el designado por LA REPUBLICA para analizar las “diez principales” causas del mal estado del sistema de carreteras.

1- Poca inversión. La red vial recibe por año unos $100 millones que alcanzan apenas para darle mantenimiento, cuando se necesita invertir unos $500 millones anuales para reconstruirlas y ampliarlas.

2- Red colapsada. La red actual fue diseñada para otros tiempos, con diseños obsoletos y pavimentos de menor calidad que ofrecen una vida útil menor a lo que demanda la realidad actual.

3- Aumento de la flota. El diseño de las vías se hizo con base al flujo de tránsito de hace más de cuatro décadas. La alta cantidad de autos que hay actualmente que supera el millón de unidades contribuye al deterioro.

4- Exceso de peso. Debido al abandono del sistema de pesaje de camiones se irrespetan los máximos permitidos, lo cual acelera la aparición de grietas y huecos en el pavimento. El pesaje se dejó de realizar hace más de una década.

5- Deficiente organización de mantenimiento. El sistema actual no
es una organización que día a día se preocupa por atender los daños que presenta la red vial.

6- Malos drenajes. La carencia de adecuados medios para canalizar el agua provoca que esta se filtre en el pavimento y reduzca su vida útil. Es urgente atender este tema debido a las condiciones lluviosas que tiene Costa Rica.

7- Falta de profesionales. No hay suficientes profesionales tanto en las instituciones públicas como en las empresas privadas, para llevar a cabo el ambicioso programa de reparación vial que requiere el país.

8- Legislación raquítica. Existe urgencia por mejorar la legislación, sobre todo en materia de expropiaciones, para acelerar los procesos de compra de los terrenos que se requieren para construir nuevas obras.

9- Sobredimensionamiento de concesiones. La ley por sí misma no va a solucionar el atraso vial; se debe fortalecer al Consejo Nacional de Concesiones con personal y recursos para realizar los carteles, contratos y estudios que demandan los concursos, de forma adecuada.

10- Poca experiencia de municipalidades. Los gobiernos locales han mostrado dificultad para realizar las gestiones burocráticas que requieren para reparar sus caminos. Falta capacitar a las municipalidades en esa materia.
Ver comentarios