Enviar
Miércoles 1 Mayo, 2013

Cuando la fecha se impuso, los países miembros de la OIT y la ONU empezaron a institucionalizarla. La Iglesia también se sumó celebrando este día el de San José Obrero


Foro

Vladimir de la Cruz

Día Internacional del Trabajador en Costa Rica

Los factores históricos y socioeconómicos, internacionales y nacionales, que hicieron posible la celebración del 1º de mayo como Día Internacional del Trabajador en Costa Rica fueron, entre otros, los siguientes:
1.- El desarrollo de la sociedad capitalista en el siglo XIX, que había generado sistemas de explotación de mano de obra intensos e inhumanos, extenuantes en sus jornadas de trabajo y con pagos miserables, situación igual en los países donde se iba desarrollando el capitalismo, que hacía de la clase social capitalista un grupo universal, como lo eran los trabajadores también igualados en sus condiciones de trabajo.
2- Esto provocó, especialmente en las urbes, movimientos sociales de protesta laboral contra las jornadas y condiciones de trabajo. Parte de ellos se orientó en acciones organizadas de trabajadores que enviaban cartas a los parlamentos denunciando la situación en que se encontraban y demandaban legislación protectora, en acciones que se orientaban a la destrucción de las máquinas, que desplazaban mano de obra, y se les creía causantes de las malas condiciones de trabajo, en acciones para igualar salarios de mujeres y niños con los hombres, por la protección del trabajo infantil y en su prohibición, en acciones por rebajar la jornada de trabajo, cuando no había límite para ellas que llegaban en ocasiones a 20 horas diarias, en acciones de tipo político que dieron origen a movimientos utopistas de transformación de la sociedad, a movimientos cooperativistas, socialistas de distintos tipos, anarquistas y comunistas, en acciones de paros y huelgas, de resistencia contra estas condiciones de trabajo, por rebajar la jornada y aumentar los salarios.
3.- En 1864 se constituyó, impulsada por Carlos Marx, la Asociación Internacional de Trabajadores conocida como la I Internacional (I AIT), con el propósito de unir al movimiento obrero internacional, más tarde desarrollada como II Internacional, debido a las represiones que sufrió. La II AIT llegó hasta 1919, cuando la II Guerra Mundial la hizo desaparecer y Lenín funda, en 1919, la III Internacional para impulsar el movimiento obrero y comunista mundial.
4.- La AIT, los anarquistas y otras organizaciones similares, que en su tiempo se desarrollaron, contribuyeron a impulsar un intenso movimiento huelguístico y de luchas obreras en aquellos años.
5.- En Estados Unidos (EE.UU.) también se habían desarrollado grupos de obreros y habían dado luchas significativas, con importante presencia de obreros migrantes europeos algunos con tradiciones anarquistas de lucha. Aquí desde 1791 se habían dado movimientos de lucha para rebajar la jornada y reconocer el pago de horas extras, lo que alcanzó a los trabajadores federales que en 1840 lograron establecer la jornada de diez horas diarias, ampliada a otros grupos obreros. En 1866 se habían extendido estas luchas con el objetivo de lograr las ocho horas diarias, consigna adoptada por la I AIT.
En 1867 el Congreso de los Trabajadores del Este de los EE.UU. aprobó impulsar esta lucha en todo el país. En 1869 se había constituido la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, con influencia anarquista, que impulsará con más fuerza esta lucha. En 1881 cuando se constituyó la Federación de Trabajadores de EE.UU. (AFL), junto con los Caballeros del Trabajo, coordinaron esfuerzos para que el 1º de mayo de 1886, día en que se discutían los contratos de trabajo en todas las empresas, se demandara como consigna central el establecimiento de la jornada de ocho horas, precedida por varios meses de huelgas que presionaban en ese objetivo.
La lucha se concentró en Chicago. Ese día más de 11 mil huelgas paralizaban los EE.UU. y más de 500 mil trabajadores se habían movilizado, logrando el 80% de ellos las nuevas jornadas. Unos días después con motivo de unos incidentes y la muerte de ocho policías, inculparon a los dirigentes de la huelga, obreros migrantes de tradición anarquista, que enjuiciados casi todos fueron condenados a la muerte y a quienes se les empezó a llamar Los Mártires de Chicago. Pocos años después la Corte de Illinois reconoció que en ese juicio se habían usado pruebas y testigos falsos, que ellos no habían cometido ningún crimen y que habían sido víctimas de un error judicial.
6.- En 1888 la AFL de nuevo convocó para que el 1º de mayo de 1890 de nuevo se reanudaran las luchas para obtener de modo universal y obligatorio la jornada de ocho horas. En 1889, los obreros socialistas reunidos en Congreso en la Sala Petrelle de París acordaron solidarizarse con los trabajadores norteamericanos, convocaron a sumarse internacionalmente a esa lucha y declararon que el 1º de mayo debía celebrarse a perpetuidad como un día de lucha, donde cada año los trabajadores hicieran un balance de las luchas y logros obtenidos en el año transcurrido y plantearan una plataforma de lucha para el año venidero. Tal es el sentido histórico esta gesta y esta fecha.
7.- En Costa en la segunda mitad del siglo XIX se había venido gestando el capitalismo agrario y en el último tercio de siglo, con la inversión extranjera en la construcción del ferrocarril, en la explotación minera de Abangares y Tilarán, en las actividades bananeras, el desarrollo de la electricidad, en el desarrollo urbano del Valle Central, en la construcción de los barrios Aranjuez y Amón y de grandes edificios, con el surgimiento de industrias tipográficas, de cervecerías y gaseosas, jabonerías y otras más se dan los primeros pasos importantes del inicio del desarrollo industrial, que transforma pequeñas empresas en medianas y grandes, e hizo surgir grupos que así mismos se denominaban trabajadores, obreros y artesanos, y adquirían una clara conciencia de su condición y de su diferencia con los grupos oligárquicos en el poder y el dominio de la vida económica.
8.- Costa Rica había conocido movimientos organizados de trabajadores en las sociedades mutualistas, de socorros mutuos y de mutuo auxilio, luego en las sociedades de trabajadores, de obreros y artesanos, que dieron los primeros pasos a formas clasistas de organización. Al final de siglo y principios del siglo XX, por estas transformaciones económicas también cambiaron esas organizaciones entre 1900 y 1902 a Ligas de obreros y Sindicatos.
9.- Desde la década de 1870 habían empezado a darse movimientos de resistencia obrera expresados en huelgas, paros y rebeliones laborales, luego fortalecidos con la presencia de los trabajadores extranjeros que vinieron al ferrocarril, bananeras, actividades agrícolas y minería. A finales del siglo XIX ya había huelgas en el Valle Central y distintas partes del país, huelgas que entonces eran independientes entre sí.
10.- Las huelgas de panaderos de principios de siglo, con influencia de anarquistas, enseñaron la unidad de acción y proyectaron para que en el campo organizacional se constituyeron las primeras federaciones de trabajadores a partir de 1905.
11.- Entre 1886 y 1914, pero especialmente a partir de 1901 se intensificó la prensa social que exaltaba los problemas sociales que vivían los trabajadores y por ella se instaba a la organización y lucha.
12.- A partir de 1901 también empezaron a darse manifestaciones de lucha antiimperialista en el país, con participación de importantes sectores de la oligarquía que se enfrentaron principalmente a los contratos bananeros.
13.- Como reacción a los grupos oligárquicos liberales a finales del siglo XIX se desarrollaron grupos de intelectuales que con sensibilidad social criticaron a estos liberales y se vincularon a los grupos de trabajadores, desde una visión anarquista romántica, constituyendo en 1909 el Centro de Estudios Sociales Germinal, evocando en su nombre las gloriosas luchas del movimiento obrero francés que en la primavera de 1793, en los meses de Germinal y Pradial, se levantó tratando de imprimirle a la Revolución un rasgo más proletario. Aquí, entre otros estaban Joaquín García Monge, Omar Dengo, José María Zeledón Brenes, los científicos Jiménez Rojas, Carmen Lyra y dirigentes obreros.
14.- El Centro Germinal se propuso como objetivos educar políticamente a los trabajadores, para lo cual daban cursos en los que explicaban como funciona la sociedad capitalista y como se explota a los trabajadores en ella, y cursos para organizarse contra esa explotación, que lo hacían fortaleciendo los sindicatos. Así, impulsaron la creación de la Confederación General de Trabajadores en enero de 1913, como una única y unitaria organización sindical para todo el país. Así mismo se propusieron organizar para el 1º de mayo de 1913 la celebración, por primera vez del Desfile Internacional de los Trabajadores, que desde entonces se celebra en el país, con excepción de pocos años que no se realizó.
15.- A partir de la fundación del Partido Comunista de Costa Rica esta lucha y celebración adquirió más combatividad y prácticamente por muchos años solo este partido y sus sindicatos la celebraban. Cuando la fecha se impuso internacionalmente con reconocimiento de la OIT y de la ONU los países miembros empezaron a institucionalizarla. La Iglesia por su parte también se sumó celebrando este día el de San José Obrero.