Enviar

Plazo para finalizar contrato con OAS vence el 15 de marzo

Día clave para carretera a San Ramón

Concluir la nueva propuesta para construir la vía, es compromiso del Gobierno

201403122251110.n22.jpg
Dar por terminado el fallido contrato de concesión con OAS y presentar el nuevo proyecto para revivir la construcción de la carretera entre la capital y San Ramón, todo esto debe ocurrir a más tardar el próximo sábado 15 de marzo.
Cerrar el capítulo con la empresa brasileña permitirá al país ahorrar $505 millones que tendría que pagar en un eventual arbitraje internacional, por otra parte promover la construcción de la ruta por medio de un fideicomiso beneficiaría directamente a 87 mil conductores.
Este sábado 15 de marzo vencen los plazos para ambas tareas, el Gobierno corre para conseguir el dinero que servirá para pagarle a OAS, los $28 millones saldrían de las arcas del Conavi para cancelar el compromiso y deben ser devueltos este mismo año en el próximo presupuesto.
Poner punto final a los acuerdos logrados en conciliación el año anterior entre el Gobierno y OAS, es el primer paso y quizás el más importante que se debe superar.
Pagar $34,9 millones a la firma brasileña permitiría rescindir el contrato que fue frenado en abril del año anterior luego de que la presión social y la oposición a los peajes terminaron por traerse abajo la concesión para construir la carretera a San Ramón.
El dinero saldría del presupuesto del Conavi, cerca de $28 millones se destinarían para el pago a la concesionaria.
Los recursos provendrían de diferentes partidas presupuestarias como conservación vial y mantenimiento de carreteras.
Los restantes $6,5 millones ya fueron pagados a OAS en diciembre anterior con recursos del Consejo Nacional de Concesiones.
Por otra parte, desde hace ocho meses se trabaja en una propuesta que permita retomar la modernización de la carretera a San Ramón con recursos propios.
De esta forma se promueve la construcción de la vía que podría rondar entre $350 millones y $470 millones.
Esa propuesta sería financiada con un fideicomiso que se nutrirá con un préstamo otorgado por un banco público, además de recursos de instituciones estatales y fondos de pensiones.
También se maneja en el proyecto la construcción de una autopista con ocho carriles entre la capital y el aeropuerto Juan Santamaría; el resto de la ruta sería a cuatro carriles.
En cuanto a la construcción de la nueva carretera los beneficios serían muy importantes para el país.
Se reduciría a 45 minutos el tiempo de viaje entre el Área Metropolitana y occidente, y se mejoraría la infraestructura vial que es utilizada a diario por más de 87 mil conductores.
Además, se cerraría un importante corredor vial entre occidente, la Zona Norte y el Caribe que permitirá reducir costos en el transporte de mercancías hacia los puertos caribeños.
Cancelar el contrato con OAS por su parte, evitaría un arbitraje internacional en el que se corre el riesgo de pagar $505 millones por concepto de lucro cesante.
También se mantienen las condiciones de la negociación y los planos de la carretera quedan en poder del Estado para obras futuras.
Los plazos fijados por el Gobierno para cerrar el pago a la concesionaria y para terminar el nuevo proyecto de la carretera se cumplen este sábado 15 de marzo.
En una carrera contra el tiempo por obtener los recursos y terminar la concesión con OAS, se espera que el pago se logre esta misma semana.
Empero, el nuevo plan para retomar la carretera está prácticamente listo y podría ser presentado la próxima semana.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR

Ver comentarios