Enviar
Nuevo entorno favorece apreciación del colón
Deuda externa baja un 7% en cuatro años

• El mayor endeudamiento ha provenido de la banca para sustentar crédito al sector privado

• Central y Hacienda dejaron vencer $400 millones sin redimirlos


Wilmer Murillo
[email protected]

Costa Rica ha necesitado endeudarse menos en el exterior durante los últimos cuatro años, con lo cual ha reducido las vulnerabilidades de la economía, frente a las turbulencias de los mercados internacionales.
En ese periodo el componente de la deuda externa se redujo en siete puntos porcentuales, al pasar de un 35,2% a un 28,5%.
En términos generales, la disminución de la deuda externa respecto a la interna ha propiciado en los últimos años una reducción de la vulnerabilidad del país ante crisis internacionales y los movimientos de las monedas extranjeras.
Entre los factores que explican esta menor vulnerabilidad externa se encuentran la generación de superávit fiscal primario (esto es, sin contar los intereses de la deuda), el crecimiento de la economía, los procesos de reestructuración de la deuda y la apreciación de la moneda nacional respecto al dólar.
El menor nivel de deuda externa ha generado a su vez un mayor desarrollo del mercado secundario de deuda pública, ya que tanto el Ministerio de Hacienda como el Banco Central han favorecido las colocaciones en colones en el mercado doméstico.
La apreciación del colón, por ejemplo, ha significado un alivio en el pago de la deuda, pues se requieren menos colones por dólar adeudado para hacer frente a las obligaciones.
Considerando la apreciación del colón durante 2007, esto representa una disminución de la deuda denominada en dólares de un 1,83%, equivalente a $42,5 millones.
Solamente este año vencieron $200 millones en títulos del Ministerio de Hacienda y otros $200 millones en bonos de estabilización monetaria del Banco Central que no fueron redimidos. Esto implica que el sector público del país, aprovechando una bonanza fiscal, ha tenido menores necesidades de endeudamiento en dólares.
Otra razón es que el Gobierno trasladó parte de su endeudamiento externo a China que adquirió bonos costarricenses, aparentemente en condiciones concesionales. Aunque la cifra a la que asciende la compra china de bonos nacionales ha sido mantenida en secreto, algunos sectores consideran que podría rondar los $300 millones.
Costa Rica ha logrado reducir además la deuda con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), en un contexto caracterizado por tasas de crecimiento más altas, intereses bajos y prudencia fiscal.
La deuda externa del sector público (incluido el Gobierno) continúa una tendencia a la baja que se inició en 2004, después de un periodo de relativa estabilidad en la deuda pública que mostraba una composición promedio del 65% de deuda interna versus un 35% de deuda externa.
Al cierre de 2007 esta proporción es de un 71,5% en deuda doméstica y el 28,5% en los mercados internacionales (en dólares).
Esta situación de disminución en la composición de la deuda a favor de la “colonización” podría acentuarse en 2008, producto de la incorporación de mayor volatilidad en el tipo de cambio y que a su vez podría estar asociado a una mayor volatilidad en los costos financieros del endeudamiento.
En los próximos seis meses el Gobierno proyecta una menor participación en el mercado financiero y la concentrará en instrumentos de deuda de mediano y largo plazo, con lo cual esperaría ver mejorado el perfil de vencimientos.
“No cabe duda de que la carga de la deuda externa ha bajado, y que el peso a favor de los colones ha subido, experimentando el proceso un alargamiento de las obligaciones a tasa fija y de largo plazo”, dijo Norberto Zúñiga, economista.
El Gobierno y el Banco Central se están endeudando más en colones, pero sucede lo contrario con el sector privado, que ha venido acudiendo con más frecuencia a los mercados internacionales, añadió el analista.
Por otra part
e, se ha logrado mejorar el perfil del endeudamiento combinado respecto a la producción, y esta proporción es más dramática si se excluyen las reservas monetarias internacionales, con lo cual la relación deuda total respecto al PIB muestra una mayor baja respecto a este indicador.
“Si uno quisiera hacer una relación de la deuda total menos las reservas, el perfil de la deuda global muestra una mejora notable”, confirmó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.





Ver comentarios