Deterioro del tren inquieta a diputados
Enviar

El deterioro de la línea férrea y el servicio de tren provocó que algunos diputados pidieran la salida de Guillermo Santana como presidente ejecutivo del Incofer, debido a la baja ejecución de los recursos disponibles para darle el debido mantenimiento.
Incofer solo habría gastado un 50% de los recursos de 2015 y apenas un 15% de lo destinado para mantenimiento, de acuerdo con informes en manos de los legisladores de la Comisión de Ingreso y Gasto Público. Sin embargo, el presidente del Incofer defendió que recientemente se han hecho mayores inversiones para mantenimiento.
Entre los recursos asignados este año a Incofer destacó una transferencia de ¢4.500 millones para mejoramiento de las vías en la zona atlántica.
Aunque se valoró la importancia de los planes para desarrollar un moderno servicio de tren eléctrico, también se insistió en que es necesario dar mantenimiento a los equipos y la vía férrea por la seguridad de los usuarios.
Algunos legisladores hicieron hincapié en la nota publicada ayer por este medio, en la cual se mostró una sensible caída en la disponibilidad de los trenes para dar un servicio eficiente, que pasó de casi del 100% a un 68%, por debajo del nivel mínimo requerido.
Los trenes muestran también incumplimientos en los horarios, tardan más tiempo del que tomaban antes para hacer los recorridos y ha empeorado la condición de las unidades. Incluso, el Incofer reportó recientemente una disminución en la cantidad de pasajeros.
Otro de los cuestionamientos al jerarca de la entidad fue la contratación del norteamericano John Orrison, por $300 mil, con el fin de hacer los estudios para reactivar el tren de carga.
La contratación se hizo en forma directa con la autorización de la Contraloría.

201512032019050.recuadro-11.gif

Ver comentarios