Enviar
Destreza y elegancia

En marcha III Torneo Nacional de Gimnasia Rítmica

Susana Ruiz
sruiz@larepublica.net

Con la participación de 350 atletas arrancó este viernes el tercer Torneo Nacional de Gimnasia Rítmica, que organiza la federación costarricense de esta disciplina, en el Gimnasio Nacional.
En este certamen para niñas de letras y hasta 15 años, estas demostrarán toda sus destreza, gracia y elegancia, en las rutinas de cinta, pelota, manos libres, aro, cuerda, tanto en individual como en conjunto, en las categorías de infantil A y B, juvenil y senior, donde serán calificadas en la parte artística, dificultad y ejecución.
Para las niñas, el torneo significa la culminación de todos los esfuerzos y trabajo que han realizado a lo largo del año.
“Competiré en las cinco modalidades, de las cuales la que más me gusta es la pelota, este es un deporte muy bonito por la elegancia de las manos”, indicó Daphne Cascante, que viene de Río Claro de la Zona Sur, y debió salir en la madrugada del jueves con el resto de sus compañeras para estar a tiempo en el certamen.
Mientras, Rebeca Abarca, que cuenta con 12 años y es una de las integrantes de la selección, buscará ganar para seguir perteneciendo a esta, aunque para eso tenga que viajar tres veces por semana desde Pococí para entrenar.
“Fue una experiencia bonita participar en Cuba el año pasado, y espero volver a integrar la selección para ir a El Salvador”, dijo la pequeña.
Los sueños de Rebeca también son compartidos por sus compañeras de equipo, Samanta García, Daniela Cordero, Angell Badilla y Nicol Arguedas, que ven en la gimnasia rítmica un deporte para dar lo mejor de ellas y representar al país.
En este evento participan los 14 proyectos de gimnasia rítmica que hay en el país; vienen de Limón, Pococí, Guácimo, Siquirres, Cariari, San Ramón, la Zona de los Santos, Corredores, Zona Sur, Río Claro, Turrúcares, Cartago, Hatillo y San José.
“Estos programas han sido bien aceptados, en especial en las zonas rurales. El Icoder nos ha ayudado mucho desde que inició el programa en el 2000, pero nos gustaría que la empresa privada nos apoye. Nos gustaría poder darles becas a las niñas que vienen de lugares tan alejados para entrenar aquí en San José, para ayudar a los padres a comprar los trajes de las niñas, que cada uno ronda los ¢38 mil, y para cada rutina necesitan tener uno. Lo que hacen los padres en sus comunidades es hacer rifas. Darles más implementos, equipos para que practiquen la gimnasia”, explico Lorena Villarreal, de la Federación Costarricense de Gimnasia Rítmica y Afines, que además agregó, “este es un deporte que une a la familia y aleja a las niñas de las drogas”.
La competencia termina hoy sábado con las pruebas en conjunto que se realizarán a partir de las 9 a.m.
Ver comentarios