Enviar
Desteñida derrota
Jugando de regular para abajo, la tricolor sumó otra caída, esta vez en Perú

Dejando una imagen de equipo débil, sin mucho que ofrecer futbolísticamente, con muchas carencias y poquísima claridad ofensiva, la selección que envió Costa Rica a Perú, cayó 2-0, en un partido que nunca llegó a regular.
La selección de Sergio Markarián hizo dos goles en seis minutos y pasó al relax, a llevar las cosas con más calma, mientras que Costa Rica al menos pudo ordenarse mejor y así evitar una debacle que parecía inminente.
Jefferson Farfán por la atacante derecha y Reimond Manco por la izquierda se convirtieron en una pesadilla para la tricolor.
El primer gol, sin gracia, al minuto 3, un saque de esquina, rechazo de la defensa tica y remate desde afuera de Luis Ramírez, al que un peruano le hace pantalla dentro del área y poco atento Patrick Pemberton se lo come.
El segundo, tres minutos después, error defensivo de una parte baja que salía al paso de la tortuga, Carlos Zambrano se dio cuenta y la puso al frente donde la recogió Hernán Rengifo, quien avanzó en solitario y venció por segunda ocasión a Pemberton.
Luego de eso, repito, los peruanos se relajaron y los ticos se pellizcaron un poco; Reimond Manco hizo pasar malos ratos a Heiner Mora y la tricolor no tenía una propuesta seria para ir al frente, ni por los costados con Pablo Herrera y Bryan Oviedo, ni por el centro, con Ever Alfaro. Por su parte, el mejor de los ticos, Michael Barrantes, se perdía en labores defensivas y tratando de recuperar balones, y Josimar Arias no podía asumir el papel de orquestador.
Al min. 21, una de las pocas acciones importantes de Costa Rica, remate de Pablo Herrera a pase de Alfaro, que roza el vertical derecho del arquero inca, Salomón Libman.
La acción más importante que tejió la tricolor fue una que inició Barrantes con Josimar, de nuevo a Barrantes, este a Herrera que ganó la atacante derecha centró y se la encontró de nuevo Michael, pero con remate por fuera; bonita acción coordinada, como ha hecho pocas nuestra selección en los últimos partidos.
La complementaria fue aburrida, llena de cambios en ambos equipos. Costa Rica fue mejorando conforme enviaron al terreno de juego, primero a Juan Diego Monge, en el min. 37, y luego en la segunda mitad, David Guzmán, Manfred Russell generaron un mejor toque de balón, aunque siempre carente de profundidad; por eso, el ingreso de Josué Martínez por Alfaro, no cambió mucho el panorama.
Un remate de Bryan Oviedo al min. 78, después de otra buena jugada de la nacional y una aparente falta de penal a Josué, que el silbatero central no señaló, resumen la complementaria para los ticos.
Costa Rica dejó una imagen que de seguro no anima a más invitaciones en Suramérica, mientras que Perú, después de su desastroso paso por la eliminatoria mundialista pasada, empezó la reconciliación con su afición, ganando en su primer partido como local en la era Markarián.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios