Despertar bávaro
Bayern o Dortmund, sea cual sea el ganador, el título quedará en Alemania. Archivo/La República
Enviar

Despertar bávaro

El buen momento del fútbol alemán y su primer título en 12 años

Se nos viene una final germana, inimaginable cuando arrancó la fase de grupos de la Liga de Campeones en setiembre del año pasado; en ese momento todos veían en la final a equipos españoles, ingleses, tal vez al Bayern repitiendo o a algún italiano; la sorpresa fue doble cuando dos equipos alemanes amarraron el título para su país.

201305222258400.a11.jpg
Aumentó el asombro el cómo el Bayern de Múnich y el Borussia Dortmund pasaron por encima de los emblemáticos y favoritos Barcelona y Real Madrid, dos de los clubes de más renombre en el mundo, con lo que el planeta fútbol volvió sus ojos hacia un despertar del balompié alemán: los “Panzers” están de vuelta.
Gran despliegue físico, ritmo, intensidad, esa incansable actitud ofensiva que caracteriza al fútbol alemán sumado a una mejoría técnica y un juego inteligente, son algunas de las características que los expertos le abonan a este renaciente fútbol germano.
Los resultados y lo mostrado por Alemania desde finales de los noventas y hasta la Eurocopa de 2004, en que Alemania no pasó la fase de grupos, a dos años de su propio mundial, obligó a los alemanes a realizar reformas más profundas para mejorar su fútbol.
La mejoría de la evolución del fútbol bávaro se empezó a notar desde el mundial en Sudáfrica 2010 y con un Bayern de Múnich, finalista de la Champions ese año, luego en 2012 y ahora, alimentando la fe germana en obtener un título, ya que a nivel de clubes no lo ganan desde que el Bayern obtuvo la Copa de Campeones de 2001 y de selecciones desde la Eurocopa de 1996.
La reorganización de la Bundesliga hace 13 años, que incluyó una notable prudencia administrativa, y la exigencia en lo deportivo de que los clubes contaran con su propia academia, cuyos beneficios se vieron en forma paulatina: desde entonces los alemanes han sido campeones europeos en las categorías de 17, 19 y 21 años, son las características con que Raúl Fain, periodista de BBC Mundo, define el renacer alemán.
De hecho el jugador más influyente en los enfrentamientos con el Madrid fue Mario Götze, un jovencito de 20 años que la próxima temporada jugará en el Bayern, pedido por Pep Guardiola y que es de la cantera del Dortmund.
Un elemento clave fue la obligación que se impuso a todos los clubes de crear centros de altos rendimiento en las categorías inferiores, así como las mejoras que se introdujeron en el sistema de visores o scouts, que provocaron que surgieran jugadores como Thomas Müller, del Bayern, o Götze y Marco Reus, del Dortmund.
A esto se sumó el comienzo de una discusión táctica que invitaba a la modernización con la participación de entrenadores jóvenes, como el seleccionador Joachim Löw o Jurgen Klopp, y también un veterano como Jupp Heynckes que se reinventó y hasta el aporte del holandés Louis van Gaal.
Los resultados desde entonces saltan a la vista y hoy se puede decir sin error que el mundo espera al campeón alemán de la Liga de Campeones, lo que puede significar para Alemania el arranque definitivo hacia algo mucho mayor.

Se utilizó información de EFE y BBC Mundo

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios